Sesiones por videoconferencia

Debido a la situación actual, estamos impartiendo todos nuestros servicios online mediante videoconferencia ZOOM.  Ya está disponible el programa Es fácil dejar de fumar…¡si sabes cómo!

Si necesitas ayuda por temas de estrés, ansiedad o si quieres liberarte del alcohol u otras adicciones, contáctanos.



Newsletter 11 Feb Pic

10 pautas para vivir felizmente sin alcohol

Algunos hechos antes de empezar (todo lo que escribo aquí está basado
en ciencia independiente realizada por algunos de los mejores
investigadores en este campo):

  • El alcoholismo no es una enfermedad incurable.
  • La mayoría de las personas que se enganchan se pueden liberar –
    esto es un hecho.
  • No existe ningún gen que causa el alcoholismo.
  • El alcohol es una droga adictiva como cualquier otra droga adictiva.
    Es una sustancia cancerígena de la clase 1 (IARC, OMS 19889 y es
    la droga más dañina en nuestra sociedad. (D.Nutt et al Lancet
    2007)
  • La mayoría de las personas que beben alcohol están enganchadas.
    No lo ven así. No pueden imaginar ciertas situaciones sin alcohol.
  • Igual que la industria del tabaco, la del alcohol necesita crear
    adictos para ser la industria más grande y rentable posible.

1. Cambia tu pregunta: En vez de pensar, “¿Cómo voy a poder
dejar de beber?” o ¿”Cómo voy a conseguir liberarme?”
pregúntate, “¿Qué me hace creer que necesito seguir empleando
una droga tóxica durante el resto de mi vida, hasta que destruya
todo?”
2. No necesitas alcohol: Naciste sin alcohol. Antes de empezar a
beberlo, no lo necesitabas; no lo echabas de menos. De hecho, la
primera bebida alcohólica que tomaste probablemente supo
horrible. Millones de personas viven vidas felices y con sentido sin
alcohol. Tú puedes también. Otro hecho: la mayoría de la
población mundial no consume alcohol.

3. No sacrificas nada: Fíjate en cómo el alcohol te afecta a ti y a tu
vida: la ansiedad, las mentiras, el drama, el estrés constante,
sentirte como una mierda, tener poca energía, la esclavitud, la
manera terriblemente negativa en la que el alcohol impacta el
respeto que te tienes. Si vivir sin alcohol significa ser libre de todo
eso… ¿dónde está el sacrificio? La verdad es que no hay ningún
sacrificio.

4. Deja de añorar tristemente algo que no existe: Suelta la idea
de que tú puedes beber sólo un poquito o en momentos
ocasionales. No existe tal cosa. Si existiése probablemente no
estarías leyendo esto.
5. Disfruta: En vez de melodramatizar el dejarlo, con todo el
sufrimiento autoinfligido que conlleva, elige alegrarte. Elige
disfrutar de tu libertad de la esclavitud de la adicción al alcohol
6. Tú eres el héroe/la heroína: Recuerda tú eres el héroe/la
heroína, no la víctima. Se requiere ser un auténtico/a
héroe/heroína para despertarte, ver la verdad y dar el paso. Es
más fácil ser un borrego – “mal de muchos consuelo de tontos” y
hacer como si no pasara nada. Habrá muchos a tu alrededor a
quienes les gustaría liberarse, pero aún no han podido superar su
miedo.
7. Elegir tu momento: ¿Cuándo es el mejor momento para dejar de
emplear una droga que te está destruyendo a ti, tu vida y
probablemente todo que es importante para ti. El mejor momento
es ahora mismo. Elige la fecha más cercana. Hoy sería idóneo.
8. Aceptación: Tu decisión tiene que ser incondicional sin
reservaciones, sin cláusulas secretas. Acepta tu decision
completamente. Reducirá tu estrés y abrirá la puerta a nuevas
posibilidades para crecer como persona.
9. Observa a otros: sin decir nada, simplemente observa a la gente
cuando bebe. Fíjate en lo que ocurre, por ejemplo, cuando la
botella de vino se queda vacía, fíjate en lo ansiosas que se
vuelven las personas por conseguir otra. Pregúntate si están
“pasándolo bien” o si están verdaderamente felices.

10. El mono físico: esa sensación vacía que te hace pensar que
necesitas alcohol desaparecerá dentro de unos días. Si te fijas en
ella, míralo por lo que es: nada más que el proceso que emplea tu
cuerpo para deshacerse de una toxina letal.

Aparte de la sensación vacía que erróneamente llamamos “quiero una
copa”, para la gran mayoría de personas el mono es prácticamente
imperceptible. Algunas personas comentan que les ha dolido la cabeza.
Siempre es una buena idea decirle a tu médico que has dejado de beber.
Tu médico no te puede ayudar a dejarlo pero, para el porcentaje muy
pequeño de personas que pueden padecer síntomas más fuertes de
mono, el médico puede recetarles algo para aliviarlos. Si, por ejemplo, te
fijas en que tus manos empiezan a temblar, consulta a tu médico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.