20191001 104907

Algunos hechos sobre el alcohol y el alcoholismo

Quizás hayas oído hablar de la regla de oro, es así:

“El que tiene el oro, hace las reglas”

En términos prácticos, esto significa que nuestras creencias sobre el alcohol están muy distorsionadas. En nuestra sociedad, un joven de 18 años habrá estado expuesto a más de 100.000 ejemplos de publicidad alcohólica − todo con la intención de engancharte y mantenerte enganchado. ¡Hacer que bebas!

Todas mis explicaciones que siguen a continuación están respaldadas por estudios independientes, organismos científicos y médicos acreditados.

  1. No existe tal cosa como un “alcohólico” ni la enfermedad llamada “alcoholismo”. No existe otra droga en la que se categorizan los consumidores en “normales” y “enfermos”. Por ejemplo, no hablamos de fumadores normales y “nicotinólicos” enfermos. No hablamos de heroinómanos sociales y “heroinólicos” enfermos. Es francamente absurdo emplear estas categorías con el alcohol. Este punto de vista está apoyado por neurobiólogos eminentes. Lo que sí existe, son muchos adictos al alcohol. De hecho, la mayoría de las personas que consumen alcohol de forma habitual están dependientes del alcohol
  2. Es cancerígeno: En 1.988 el IARC (Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer – parte de la OMS) clasificó el alcohol como una sustancia cancerígena de la categoría 1. Esto significa que el alcohol está demostrado ser una sustancia cancerígena para los seres humanos.
  3. El alcohol en pequeñas cantidades es bueno para la salud. ¿Verdad? El alcohol es un carcinógeno de categoría 1. Estudios independientes muestran de manera concluyente que el único nivel seguro de alcohol es cero. No hay beneficios para la salud por consumir alcohol – ninguno.
  4. Resveratrol: La sustancia química resveratrol que se encuentra en el vino tinto con supuestos beneficios cardiovasculares, se puede encontrar en muchos otros alimentos. De hecho, el vino tinto no es una fuente especialmente buena de este fitoquímico. Otras mejores fuentes incluyen: uvas negras, cacahuetes, crema de cacahuete, arándanos (azules y rojos), pistachos y fresas. La ventaja de las otras fuentes es que no son cancerígenas y contienen muchos otros nutrientes vitales.
  5. Es la droga más dañina: En 2007 un organismo británico el ACMD (Consejo Asesor sobre el Uso Indebido de Drogas) llevó a cabo un estudio para clasificar las drogas objetivamente en base al daño que causan. Uno de los co-autores de este informe fue Professor David Nutt, quien en el momento de la preparación del informe, fue el consejero principal sobre drogas para el gobierno. El estudio cubre 20 drogas con 16 indicadores en cuanto al daño causado al propio consumidor, a la familia, en el trabajo y a la sociedad en general. Se concluyó que los peores en cuanto a daño a individuos fueron la heroína, ”crack” (cocaína) y “cristal”. El alcohol ocupó la siguiente posición. Pero lo que es significante es que el alcohol salió como la peor de todas las drogas en cuanto a daños a nivel global. Si el alcohol fuese inventado hoy, sería considerado como una sustancia ilegal o como narcótico controlado.
  6. La adicción al alcohol no es genética: “Las investigaciones más recientes indican que la adicción al alcohol es heterogéneo, es decir, depende de muchos factores diferentes. Incluso si se encontrasen pruebas más fuertes que demuestren un elemento genético en el alcoholismo, nunca constituiría más que un riesgo o tendencia y no el destino.” Cito al Director Enoch Gordis, D. del NIAAA (Instituto Nacional sobre abuso de Alcohol y Alcoholismo) y parte del NIH (Instituto Nacional de Salud) el organismo oficial del gobierno estadounidense, cuyo equipo lleva años buscando los genes que podrían causar el alcoholismo: “Ha habido avances en el entendimiento de la vulnerabilidad genética al alcoholismo… En base a nuestro entendimiento actual, es probable que las influencias ambientales tengan igual o incluso, mayor importancia.”
  7. Es una enfermedad ¿verdad? El alcoholismo fue clasificado como enfermedad en 1.956 sin ninguna prueba para corroborarlo. Actualmente esta teoría está muy discutida y hay un fuerte movimiento para reclasificar el alcoholismo. Esto se extiende al NIH (Instituto Nacional de Salud) en los Estados Unidos.
  8. Alcohólicos Anónimos: Según AA el alcoholismo es una enfermedad fisiológica, mental y espiritual. Presentan su programa de 12 pasos como una solución eficaz al problema del alcoholismo. Sin embargo, según las conclusiones del propio AA, el 50% de las personas que intentan dejarlo con AA vuelven a consumir alcohol dentro de 90 días, algo que AA considera “motivo de preocupación”. Sus propios datos indican que esa cifra incluso sea optimista ya que en un estudio realizado a lo largo de un período de 12 años el 19% permanecen libres del alcohol después de 30 días, el 10% después de 90 días y el 5% después de un año.* Tan sólo el 5% siguen sin consumir alcohol después de un año de asistencia a reuniones de AA.
  9. Cochrane: Dice Cochrane (una organización sin ánimo de lucro que produce evidencia de gran autoridad, relevante y fiable) “Ningún estudio experimental ha podido demostrar inequívocamente la efectividad de AA ni la de otros programas de “12-pasos” para reducir la dependencia del alcohol y los problemas relacionados con ella.”
  10. Pero… ¿se pueden obtener otros beneficios no?: No, no hay ninguno. Todos los beneficios que creemos que obtenemos cuando consumimos alcohol son lo contrario de la realidad. Por ejemplo, el alcohol no alivia el estrés; crea estrés. De hecho, el único estrés que alivia el alcohol es el estrés de querer beber alcohol.

 

Si podemos ver el alcohol tal como realmente es, no tal como nos han lavado el cerebro… entonces sí, podemos dejar el alcohol, liberarnos rápidamente, sin sufrir y sin echarlo de menos nunca.

 

La percepción lo es todo

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.