Prevenir El Cáncer Y Leche Dorada

Algunos alimentos que pueden ayudar a prevenir el cáncer + receta leche dorada

Hace un par de semanas la nieta de un amigo, nos pidió  información para hacer un trabajo sobre qué alimentos conviene comer para prevenir el cáncer. Pensamos que sería interesante compartirlo aquí también.

El cáncer es una enfermedad compleja, amplia y con multitud de causas. Es, sin dudarlo, la enfermedad del siglo XXI; quizás ¿una enfermedad de los excesos? ¿De la vida rápida? ¿Del poco tiempo? ¿De la contaminación?  ¿La genética? … Las causas son muy desconocidas; no existe un solo culpable.

Son muchos los factores que determinan que un cuerpo desencadene cáncer o no… De hecho, dentro de todos nosotros existen células cancerígenas, pero depende de lo equilibrado que esté nuestro medio interno para que se desarrollen o no…

Por ejemplo, imaginemos una semilla de amapola perdida en el fondo de un cajón oscuro, sin humedad u oxígeno. Bajo esas condiciones tiene muy pocas probabilidades de convertirse un día, en una bella amapola.  Pero si esta semilla es un día rescatada por tu sobrino de 4 años y llevada al campo, esa noche llueve y al día siguiente está en contacto con luz, oxígeno…  entonces sí, esa semilla que un día estuvo inactiva puede comenzar a brotar y poco a poco, si las condiciones siguen siendo favorables, llegará a ser esa amapola que un día estuvo destinada a ser.

El cáncer por desgracia no se parece ni de lejos a esa bella amapola y lo que queremos es evitar a toda costa su crecimiento. Pero lo que queremos explicar aquí es que cualquier célula cancerígena, si encuentra las condiciones “óptimas” puede desarrollarse.

Gracias a que nuestro cuerpo es inteligente y tiene muchos medios de defensa, el crecimiento de las células cancerígenas no es tan fácil. Hoy en día se sabe a través de estudios científicos que a las células cancerígenas les encanta un medio ácido, es decir un medio interno donde predominan las toxinas, radicales libres, etc.

En líneas  generales, lo ideal, si una persona tiene cáncer o quiere prevenirlo, es cuidar a sus células: es decir nutrirlas bien y eliminar toxinas. También conviene minimizar lo que acidifica el organismo – por ejemplo, el tabaco, el alcohol, las comidas y bebidas procesadas, el azúcar blanco, la harina blanca y maximizar alimentos de calidad: frutas, verduras, cereales (integrales), hortalizas, legumbres, semillas, hierbas aromáticas, especies…

Si quieres saber más acerca de cómo equilibrar nuestro ph, te recomendamos leer este artículo.

https://www.esfacilsisabescomo.com/por-que-es-importante-minimizar-la-acidez-en-tu-cuerpo/

 

¿Cómo podemos mantener nuestro cuerpo en su punto de alcalinidad óptimo?

  1. Nutriendo nuestras células: minimizando alimentos tóxicos y maximizando alimentos alcalinos, limpios y de calidad.
  2. Moviéndonos haciendo deporte, bailando, caminando por las montañas. Esto activa el metabolismo, oxigena las células y ayuda a eliminar toxinas haciendo que el organismo funcione mejor.
  3. Reduciendo el estrés emocional. Una mente sana, feliz y relajada ayuda a mantener nuestro cuerpo alcalino. Quiérete, mímate, respétate y rodéate de las personas y las cosas que te hagan sonreír…

Os enumeramos algunos alimentos que según la comunidad científica podrían ayudar a combatir el cáncer y también son considerados alimentos que ayudan a alcalinizar nuestro medio interno.

  • El té verde
  • El aceite de oliva
  • El ajo y cebolla
  • El repollo, brócoli, coliflor
  • romero, orégano, tomillo, etc.
  • Frambuesas, arándanos, moras, etc.
  • Uvas
  • Jengibre
  • Cúrcuma

El té verde contiene, entre otras cosas, una sustancia llamada en inglés “epigallocatechin gallate” (si alguien quiere sugerir la traducción al castellano – genial) que protege las células de penetración por parte de células “extrañas” – por ejemplo, las cancerígenas. Richard Béliveau y su equipo demostró este efecto en su laboratorio en Montreal y observaron cómo esta sustancia enlentecía el crecimiento de leucemia, cáncer de mama, próstata, riñon, piel y boca.

El té verde también ayuda al cuerpo a eliminar toxinas, activa mecanismos en el hígado que eliminan toxinas cancerígenas más rápido.

Aparentemente el efecto de “EGCG” se mejora cuando se toma en conjunto con la soja.

El aceite de oliva: Dr Robert Owen del centro Cáncer en Heidelberg ha demostrado que las aceitunas contienen una abundancia de antioxidantes cuyo efecto directo es limitar el desarrollo inicial del cáncer. Especialmente si es virgen, el aceite de oliva contiene “secoiridoids y lignans” que ralentizan la progresión del cáncer. Ya que todas estas sustancias químicas son liposolubles, se absorben en los tejidos grasos del organismo y por tanto tienen un efecto protector contra el cáncer de mama, de colón y del útero.

La cúrcumapoderosamente anti-inflamatorio. La molécula principal responsable para tal efecto es la “curcumina”. En el laboratorio la curcumina inhibe el crecimiento en gran número de cánceres: colon, próstata, pulmón, hígado, estómago, mama, ovario y leucemia. También inhibe el angiogénesis y fuerza a las células cancerígenas a morirse a través de la “apoptosis”. En ratones la curcumina impide el desarrollo de varios tipos de tumores causados por químicos cancerígenos. Los hindúes comen entre 1,5 y 2 g de cúrcuma al día normalmente. No es sorprendente por tanto que padecen una octava parte de la cantidad de cánceres de pulmón que personas occidentales de la misma edad, una novena parte de cánceres de colon, una quinta parte de cánceres de mama y una décima parte de cáncer de próstata (a pesar de estar expuestos a numerosos agentes cancerígenos en su entorno – más que en occidente).

El ajo y cebollas contienen más de 30 diferentes enemigos de las células cancerígenos. Han demostrado que bloquean agentes cancerígenos como nitroaminas y aflatoxina,  que están relacionados específicamente con los cánceres de estómago, pulmón e hígado. Unos científicos de Harward inmunizaron a unos hámsteres contra ciertos cánceres echando cebollada picada en su agua. Otro científico Michael Wargovich en Houston dio a unos ratones “diallyl sulphide” purificado del ajo y a otros ratones, comida  sin, y luego les dio agentes cancerígenos potentes. Los ratones que comían la sustancia del ajo desarrollaron 75% menos tumores de colon que los que no lo comieron. En humanos hay bastantes estudios que demuestran que las personas que comen más cebollas y ajo son menos propensas a desarrollar varios tipos de cáncer.

Todos los alimentos con elevada cantidad de betacaroteno por ej: zanahorias, batatas/boniato, albaricoques, mango, melocotones, calabaza.

Parece que el betacaroteno no sólo ayuda a prevenir el cáncer, sino que también lucha contra el cáncer. Tiene la capacidad de destruir las células de tumores, por ejemplo estimula la producción de sustancias inmunes que directamente matan a células con el resultado de tumores una séptima parte del tamaño de animales que no han sido alimentados con betacaroteno.

Dr. Xiang-dong Wang de la Universidad de Tufts ha demostrado que el betacaroteno en el cuerpo se cambia en una sustancia llamada ácido retinoico – un potente agente anticancerígeno.

El repollo, coliflor, brécol aceleran el metabolismo de estrógeno importante  para prevenir cáncer de mama en mujeres.

Setas del tipo shiitake, maitake, kawaratake etc. Estimulan el sistema inmunológico. En Japón se les proporciona a pacientes con cáncer. En Japón la incidencia de cáncer de estómago es aproximadamente la mitad entre la población rural que consumen grandes cantidades de estas setas, en comparación con los que no los comen. En estudios de universidad japonesa, la cantidad y la actividad de células inmunológicas aumentan considerablemente en personas que comen estas setas.

Frambuesas, fresas: El ácido “Ellagic” es una sustancia que se encuentra en grandes cantidades en frambuesas, fresas  (y en avellanas y nueces). Una porción de frambuesas o fresas proporciona suficiente ácido “ellagic” para enlentecer el crecimiento de tumores en ratones expuestos a agentes cancerígenos agresivos. Este ácido bloquea la transformación de cancerígenos en sustancias toxinas y estimula su eliminación. Las cerezas contienen una sustancia que facilita la eliminación de “xenoestrógenos”. Los arándanos contienen otras sustancias y obligan a células cancerígenas a “suicidarse” (apoptosis).

Y también, los melocotones, nectarinas, ciruelas contienen elevadas  cantidades de elementos anticancerígenas.

El jengibre tiene un potente efecto antiinflamatorio además de ser antioxidante. Actúa contra ciertas células cancerígenas.

Tomates y salsa de tomate “casera” Se ha llegado a la conclusión de que el licopeno aumenta la supervivencia de pacientes con cáncer de próstata. Los tomates contienen toda una serie de nutrientes anticancerígenas. Es interesante que hay que cocer los tomates para liberar estas sustancias. El aceite de oliva acelera su asimilación.

Hierbas como romero, tomillo, orégano, albahaca, menta contiene elevadas cantidades de aceites de la familia “terpene” que promocionan la “apoptosis” en células cancerígenas y reducen su desarrollo al bloquear las enzimas que necesitan para invadir tejidos colindantes. El carnosol en el romero es un potente antioxidante e antiinflamatorios.

El perejil y el apio contienen una sustancia también antiinflamatoria que promociona la apoptosis.

Otros alimentos a tener en cuenta por su efecto anti-cancerígeno:

  • Algas
  • Granadas y su zumo
  • Chocolate negro (del 70%) pero no más de 20g al día. (el chocolate con leche – no, ya que la leche anula los efectos beneficiosos de las moléculas de la cacao)
  • Semillas de linaza

Por último os compartimos una bebida a base de Cúrcuma, para que podáis aprovechar sus propiedades. Se le conoce como “leche dorada” originaria de la medicina Ayurvédica. Es una bebida dulce que mejora la flexibilidad y los dolores articulares. Un remedio ayurvédico, muy popular entre los practicantes de yoga.

Se recomienda para prevenir y combatir enfermedades como artritis, diabetes y cáncer. Alivia los dolores musculares, lubrica las articulaciones, purifica la sangre, limpia la piel, fortalece los órganos reproductivos femeninos, relaja la mente, entre otros beneficios.

Leche dorada

Ingredientes para la pasta de cúrcuma:

  • 1/4 de vaso de cúrcuma
  • 1/2 vaso de agua
  • Opcional un poco de pimienta negra, canela o jengibre…

Calentamos los ingredientes en una cazuela a fuego lento hasta obtener una pasta espesa. ¡Ojo! –  la cúrcuma mancha mucho….

Esta pasta te dura en la nevera unos 10 días en un bote hermético.

Para la leche dorada

Con la pasta previamente hecha, mezclar:

  • 1/8 cucharadita de pasta de cúrcuma
  • 1 taza de leche vegetal (coco, arroz, almendras…)
  • 1/4 taza de agua
  • 1/2 cucharadita de aceite de coco crudo o de oliva (la grasa ayuda a fijar los compuestos beneficiosos de la cúrcuma dentro de nuestro organismo. Si ves que te sienta muy pesado puedes prescindir de ello).

Calentamos  a fuego lento todos los ingredientes, endulzamos al gusto con la miel. Si quieres una bebida espumosa podéis mezclarla en la licuadora.

Disfruta de esta bebida calentita por las noches, antes de dormir.

¡¡Gracias por leernos!!

Aprovechamos para recordaros las próximas actividades de Alimentación consciente y Cocina Creativa

En Barcelona 4 marzo- Curso presencial +consultas de nutrición

Y del 16-19 de Marzo nos ¡¡vamos de Retiro!! Como siempre en Cantabria, rodeados de naturaleza y oxígeno puro!

¡Feliz semana para todos!

Rhea y Kiira

Existe un comentario

  1. La receta de la leche dorada me tiene confundida, ¿primero creo como medio vaso de pasta que me va a durar 10 días y luego al día sólo necesito 1/8 de cucharadita? jajaja supongo que esto es para familias numerosas. Se puede utilizar la misma pasta en sopas de miso y tal supongo, ¿no?

    Un saludo y gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.