Bolitas De Boniato1

“Bolitas” de boniato y lentejas rojas con salsa de anacardos

Pequeñas delicias repletas de poderes antioxidantes, ¡no se puede pedir más!

Os comparto mi versión de estas bolitas de boniato y lentejas. La receta original la podéis encontrar en: https://www.mynewroots.org/site/2009/05/sweet-sweet-potato-falafels-2

Sarah Britton y su blog son pura inspiración, si no la conocéis ya, os animo a que echéis un vistazo a su trabajo, sus recetas y artículos, son un regalo para todos los sentidos.

El boniato es rico entre otras cosas en  beta caroteno y  vitamina C. Estas bolitas nos ayudan a combatir los radicales libres – químicos que dañan nuestras células y tejidos y se les relaciona con el desarrollo de diferentes enfermedades.

Son perfectas para meterlas en vuestro tarro de cristal “On The Go” con otras delicias  para comer en cualquier lugar. Nosotras las combinamos con esta ensalada que encontrareis en nuestro último post https://www.esfacilsisabescomo.com/bienvenida-primavera-nuestra-primera-receta-on-the-go/  y con una salsa de anacardos que se hace literalmente en 5 minutos, aunque también podéis combinarlas con tortillas de trigo o maíz o hasta envolverlas en hojas de col, si queréis una versión más ligera.

“Bolitas” de boniato y lentejas rojas con salsa de anacardos

Para 4 -6 personas

Para las bolitas:

  • 2 boniatos de tamaño mediano
  • 1 cebolla morada picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 taza de lentejas rojas hervidas y escurridas el exceso de agua.
  • Zumo de medio limón
  • Zumo de media naranja
  • ½ taza de harina de garbanzos
  • Una pizca de jengibre en polvo
  • Un puñado de cilantro fresco
  • Sal y pimiento

Elaboración:

  • Asamos los boniatos en el horno a 200 grados unos 30 min hasta que estén tiernos. Esperar a que se enfríen y pelarlos.
  • Chafamos los boniatos y añadirle la taza de lentejas rojas y el resto de ingredientes. Lo mezclamos bien hasta que quede todo integrado.
  • Con 2 cucharas formamos bolitas y las ponemos sobre la bandeja de horno, cubierta con papel de horno. Horneamos unos 15 minutos hasta que las bases estén tostadas.

Quedan muy ricas recién salidas del horno y también se conservan bien cerradas en un tupper (en la nevera unos 3 días).

Para la salsa de anacardos:

  • 1 taza de anacardos tostados ligeramente en el horno
  • ½ taza de leche de coco
  • 1 trocito de jengibre pelado y rallado
  • Zumo de ½ limón
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 cuchara sopera de Tamari
  • Chile en polvo al gusto
  • Un poco de agua si queremos que te quede una textura más líquida.

Elaboración:

Añadimos todos los ingredientes a la batidora y batimos unos 2 minutos hasta que quede una salsa suave. Si queremos que quede una textura más crujiente podemos separar un puñadito de anacardos, picarlos un poquito y añadirlos después a la salsa. Ajustamos de limón, sal y especies y servir.

Si nos sobra algo de salsa… ¡Qué lo dudo!… Durará  en la nevera cerrado hermético unos 3-5 días.

Aprovechamos para recordaros nuestros próximos cursos y retiros…

¡Salud y alegría!

Kiira Cabrera

Deja un comentario