¿DE QUÉ VAS?

cual-es-mi-razon-de-vivirEl propósito de la vida no es ser feliz. Es ser útil, honrado, compasivo y conseguir que el hecho de que hayas vivido – y vivido bien – haya marcado alguna diferencia.” Ralph Waldo Emerson

“Cada persona tiene su vocación o misión específica en la vida. Cada persona tiene que llevar a cabo una misión concreta  que tiene que ser cumplida. Por tanto no se puede reemplazar a esta persona, ni se puede repetir su vida. La misión de cada persona es única igual que su oportunidad específica para implantarla.” Viktor E. Frankl

Hace poco escribí en un newsletter que la felicidad es un fenómeno emergente; es algo que surge espontáneamente de otra cosa. La felicidad no es algo alo que nos podemos acercar directamente. Por ejemplo, la felicidad no se puede comprar al kilo en un supermercado. Tampoco se puede conseguir si compras un coche nuevo, una tablet, un smartphone o cualquier otra “cosa”.  En nuestra sociedad de gratificación instantánea y en la que la capacidad de mantener la atención por un tiempo es cada vez más corto, estamos cada vez más acondicionados a buscar el “arreglo express” – tomar algo o comprar algo. La mentira que nos ha sido vendido es que la felicidad sea un estilo de vida.

Encuentra un propósito que puedas servir no sólo vivir un estilo de vida

En nuestra sociedad consumista hemos sacrificado propósito y sentido por estilo de vida. Estamos dirigidos por un bombardeo constante de imágenes e información. El mensaje es que puedes ser alguien si compras algo. El mensaje implicado es que sin esealgo verdaderamente no serás ese alguieny que conseguir un estilo de vida en sí es una meta con sentido. El resultado de esto es la veneración de todo lo famoso inane y de personas que son famosas sólo por ser famosas. Vi un reportaje hace poco en el que el periodista preguntó a una adolescente qué quería ser de mayor. Ella contestó, “quiero ser famosa”. “¿Famosa por qué razón?”preguntò el periodista. “No me importa – simplemente quiero ser famosa.”

Sin un sentido del propósito ni una dirección clara en tu vida, simplemente estarás construyendo una marca falsa de ti.

Sin sentido ni propósito en la vida, la vida puede parecer superficial, vacía y dedicada a nada más que a la adquisición de cosas, distracciones, la satisfacción de las necesidades de nuestros egos. Nuestra vida es dedicada a construir una fachada, construir la marca falsa de “mí” y demostrar a los demás lo guapos, ricos y graciosos que somos. Facebook y otras páginas sociales se han convertido en un lugar donde presentar tu fachada al mundo y a tus amigos. El hecho reside en que son algunos de los pocos lugares en los que puedes tener 100 amigos y aún esto seguir sintiéndote solo.

Estás aquí para marcar la diferencia –ya sea mejorar el mundo o empeorarlo. Y lo elijas conscientemente o no, cumplirás una cosa o la otra.

Hasta donde podemos demostrar solo vivimos una vez y marcamos una diferencia lo queramos o no. No esperes que tu propósito se revele de una forma divina. Tu propósito es exactamente el que tú elijas. Entonces cómo eliges tu propósito. Tu guía debería ser la siguiente pregunta: ¿Mi propósito hará del mundo un lugar mejor o peor? Hay tantas maneras en las que tú, yo o cualquiera puede dar ciertos pasos para hacer del mundo un sitio mejor. Todo lo que tenemos que hacer es salir de nuestra burbuja del “universo centrado en mí”, abrir los ojos y elegir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.