3d Street Art01

EL CAMBIO ES TODO UN PROCESO, ¡¡¡AHHH!!!

El crecimiento personal e intentar cambiar aspectos de nuestra vida o personalidad es todo un proceso. Cuando queremos cambiar algo, entender lo que tenemos que hacer es el primer paso pero luego cuando intentamos incorporar el cambio en nuestras vidas, si somos demasiado perfeccionistas o exigente pedimos demasiado de nosotros mismos de forma poco racional, puede que nos volvamos impacientes, desilusionados o frustrados porque no estamos cambiando tan rápidamente como nos gustaría.

Podemos ser tan severos con nosotros mismos, pedimos tanto y somos tan expertos en criticarnos a nosotros mismos. Imagina durante un momento que hablemos a nuestros amigos de la misma manera; acabaríamos sin amigos. Esta forma de autocrítica constante produce ansiedad y no es la manera más efectiva de ir por la vida. La manera más efectiva es tratar la vida como un experimento… Me gustaría por tanto compartir contigo el poema “Autobiografía en cinco capítulos” de Portia Nelson:

CAPITULO 1

Camino por la calle.
Hay un gran agujero en la acera.
Me caigo en él.
Estoy perdida… indefensa.
No es mi culpa.
Me cuesta una eternidad encontrar una salida.

CAPITULO 2

Camino por la misma calle.
Hay un gran agujero en la acera.
Intento no verlo.
Vuelvo a caer en él.
No puedo creer que vuelva a estar en el mismo sitio.
Pero no es culpa mía.
Me cuesta mucho salir de ahí.

CAPITULO 3

Camino por la misma calle.
Hay un gran agujero en la acera.
Veo que está allí.
Pero vuelvo a caer… es una costumbre.
Abro los ojos.
Se dónde estoy.
Es culpa mía.
Salgo inmediatamente.

CAPITULO 4

Camino por la misma calle.
Hay un gran agujero en la acera.
Paso rodeándolo.

CAPITULO 5

Voy por otra calle.

 

Nos esforzamos tanto en ser perfectos pero ¿Quién dijo que teníamos que ser perfectos? ¿De dónde vino esta idea? ¿De dónde vino la idea de que no se nos permite cometer errores, de ser un fracaso o un éxito?

Pero no se trata de que lo que hacemos en la vida sea totalmente correcto o totalmente incorrecto – no se trata de “triunfo” o “desastre”; se trata de tener una experiencia de la cual aprendemos. Igual que la persona en el poema, empleamos nuestra experiencia y nuestras observaciones de nosotros mismos con curiosidad y cariño para hacerlo mejor la próxima vez. Aceptamos que la vida significa caernos en muchos agujeros y tener que aprender cómo salir de ellos y acabar escogiendo un camino diferente… pero, ¿no es esto emocionante y divertido?

La práctica diaria de mindfulness nos ayuda a cambiar la relación que tenemos con nuestros pensamientos y emociones. Ver las cosas de la vida desde una perspectiva más útil.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.