Close Up Handshake Of Football Players

Encontrando el propósito de la vida

¿Cuál es tu propósito en la vida? ¿Estás trabajando por o formas parte de algo más grande que tú? ¿Estás tomando pasos que aseguren que el impacto que tengas en el mundo sea positivo?

La semana pasada escribí sobre el perdón y sobre cómo es un buen indicador de longevidad. En otras palabras, las personas capaces de perdonar tienden a vivir más que las que no. Otro inesperado indicador de longevidad es tener un propósito en la vida, dedicando tu tiempo, energía y habilidades a un proyecto o propósito más grande que tú mismo – que sea beneficioso para otros.

Creo que Greta Thunberg es de admirar, pero no tienes que ser Greta Thunberg para marcar una diferencia. Mira alrededor en tu comunidad; deja de quejarte por lo que está mal y ¡haz algo! Si estás escaso de inspiración, lee y estudia las vidas de personas que han hecho que cambios sean posibles –personas que te inspiren. Después empareja eso con algún problema que necesite ser resuelto. No tiene que ser a nivel global; puede ser algo en tu comunidad – colegios, por ejemplo. Lo más importante es hacer algo. ¡Involúcrate!

Nuestra cultura, nuestra sociedad está montada de una manera que nos mantiene anestesiados. Una vez, un amigo me lo describió como “la estrategia de los champiñones”: nos mantienen en la oscuridad dándonos de comer mierda. La presión constante de robarnos la atención y manipular nuestro comportamiento, más sofisticada que nunca, significa que es muy difícil no ser absorbido por el consumismo vacío constante. La filosofía de nuestro tiempo es “tómate algo”, “compra algo”. Si algo te hace sentir incómodo o mal –bebe algo, come algo, fuma algo, compra algo. Claro que ninguna de esas cosas arreglará el problema. Es más, después de un rato probablemente te sientas peor y querrás aún más. Pero por lo menos estarás distraído por un ratito. Tu frágil ego (no es quien eres) está inflado por cosas y amigos virtuales (que no son verdaderos amigos). Me supongo que hay algún tipo de simetría turbadora a eso.

Convierte tu dolor en sanación para otros. Si tienes experiencias dañinas de trauma o abuso, encuentra una manera de utilizarlas para ayudar a alguien. Todos los episodios de tu vida, incluso los más oscuros y los más difíciles, contienen una joya de sabiduría. La práctica a través de hacer y enseñar son de las mejores maneras de profundizar en tu entendimiento. Apoyar a otros en su lucha para superar e integrar sus propias experiencias difíciles es sanador para ambos.

He escrito muchas veces sobre la importancia de practicar tales habilidades como el asombro, el agradecimiento y la bondad altruista. Todas estas cosas nos permiten experimentar directamente una sensación de pertenecer a algo mucho más grande que nosotros como individuos. Nos sentimos más inclinados a ayudar a otros, a ofrecernos voluntarios, a participar – todo esto trae consigo un  mayor sentido de tener un propósito.

Sea lo que sea que decidas hacer, hazlo y asegura que no sea tribal. Como civilización somos más tribales que nunca (derecha VS izquierda, Barça VS Real Madrid, cristianos VS musulmanes, blancos VS negros). Todos somos manipulados por medios de comunicación cínicos posando como fuentes de noticias e información mientras nos meten propaganda diseñada para incrementar nuestros miedos de otros que no son “como nosotros”. Las redes sociales están destruyendo nuestra sociedad, incrementando la tribalidad, creando una sociedad de tribus, cada una viviendo en su propio “info-verso (universo de información)” – cada uno ignorante e intolerante del otro.

Así que sin importar lo que elijas, hazlo que sea inclusivo y no exclusivo; básalo en lo que tenemos en común: todo ser consciente con el que te cruces en la vida, al igual que tú, quiere evitar el sufrimiento y experimentar la felicidad. Reconoce que nuestras diferencias son en su gran parte superficiales. No impongas tu religión a otros. Es un hecho que todas las religiones han sido creadas por el hombre. Puedes ser creyente pero ten la humildad de admitir que no sabes nada con certeza.

Nadie sabe nada con certeza, y cuanto más profundizas en ello descubres que verdaderamente hay muy poco de lo que puedes estar seguro. Yo solo estoy seguro del hecho de que soy consciente.  Creo que los humanos y otras criaturas a mi alrededor también tienen consciencia. Todos sufrimos la ilusión existencial de la separación – un tipo de ignorancia y la raíz de mucho sufrimiento.

Sin importar la forma que tome en tu vida, como decidas manifestarlo, deja que la bondad sea tu religión; deja que el alivio del sufrimiento sea tu propósito.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.