ENCONTRARSE A UNO MISMO

niñez geoffrey¿Te sientes conectado con tu vida?

Gracias a la revolución digital ahora vivimos en un mundo en el que estamos conectados con más sitios, personas, acontecimientos y culturas que nunca. Mientras que la cantidad de estas conexiones es verdaderamente arrebatadora (quinientos “amigos” en Facebook, por ejemplo), la calidad de nuestra conexión con otros y con nosotros  mismos en particular es “pobre” hasta el punto de crearnos padecimiento y enfermedad en nuestras vidas.

Es fundamental volver a conectarnos con nosotros mismos. ¿Por qué? No podemos ser verdaderamente felices si no estamos en contacto con nosotros mismos. Si no estamos en contacto con nosotros mismos, nuestra capacidad para estar presente para los demás – nuestros hijos, nuestra pareja, familia y amigos – se verá empobrecida.

Uno de los requisitos básicos de la niñez es el amor y la conexión emocional que fomenta. Cuando lo recibimos aprendemos a sentirnos validados y amados. Muchos de nosotros hemos sido criados sin que estas necesidades hayan sido suficientemente satisfechas. Esta falta de conexión puede producir consecuencias físicas y psicológicas de largo alcance para nosotros.

No experimentar el amor siendo niño ocurre en muchas familias aparentemente normales y exitosas y puede llevarnos a sentir un anhelo profundo y melancólico cuando somos adultos. Un aspecto clave de “Mindfulness” consiste en redescubrir y fortalecer la conexión con nosotros mismos y por tanto con otros. Así que ¿qué significa esto para la vida diaria?

1. Vacío Interior Vs Tranquilidad Interior

Cuando estamos desconectados de nosotros mismos – de nuestros sentimientos, de quienes somos verdaderamente; cuando no estamos satisfaciendo suficientemente, nuestra necesidad de estar conectados y ser amados (puede que ni siquiera reconozcamos que tenemos tal necesidad), crea una especie de vacío dentro de nosotros mismos. El vacío que hemos creado por abandonarnos a nosotros mismos actúa como una especie de agujero negro que intenta chupar amor de otros. Esta necesidad emocional tiende a repeler a otras personas de manera que nos sentimos aún más impulsados y menos amados. Cuando asumimos responsabilidad para nuestro propio bienestar y estamos dispuestos a aprender cómo querernos a nosotros mismos, abrimos la puerta a la conexión con nosotros mismos y la profunda plenitud interior que esto puede conllevar.

2. Depresión y Soledad Vs Felicidad y Alegría

La depresión es un enorme problema en nuestra sociedad hoy en día. Una de las causas es una desconexión de nosotros mismos – es decir, abandonarnos a nosotros mismos. Igual que un niño se deprime cuando el padre se desconecta y no está disponible, como adultos, es fácil terminar deprimidos cuando estamos desconectados de nuestros sentimientos y no estamos asumiendo responsabilidad cariñosa para ellos.

Otra causa de la depresión es el aislamiento social y la soledad resultante, lo que muchas veces es resultado de desconectarnos con nosotros mismos y luego ser incapaces de conectarnos con otros.

Sin embargo, muchas personas que han intentado  establecer comunidades acaban abandonándolas por la misma razón por la que abandonan matrimonios: no funciona si las personas no están conectadas con sí mismas y si no asumen responsabilidad para sus propios sentimientos.

3. Enfermedad Vs Salud Física 

Se ha demostrado, estudio tras estudio, que la ansiedad y el estrés crónicos son causas importantes de enfermedad. Cuando vivimos nuestras vidas desconectados de nosotros mismos –  sin escuchar ni cuidar de nuestros sentimientos – es decir, cuando vivimos desconectados de nuestra fuente personal de dirección, amor y consuelo, no podemos gestionar el estrés muy bien. Abandonarnos a nosotros mismos en sí causa mucha ansiedad y mucho estrés, lo que activa la respuesta “lucha-o-huida” y afecta nuestros sistemas inmunológicos de modo negativo.

4. Adicciones Vs Auto-Regulación 

Cuando no hemos aprendido cómo conectar con nuestros sentimientos y con el amor y el consuelo de nuestra dirección interior, muchas veces caemos en adicciones como una manera de gestionar los sentimientos dolorosos. Para poder gestionar y regular nuestros sentimientos de manera sana, necesitamos conectar con ellos con el deseo de responsabilizarnos de ellos de modo cariñoso. El comportamiento adictivo es una forma de abandonarse a sí mismo – una manera de evitar nuestras emociones y puede resultar en muchas consecuencias negativas.

5. Violencia Vs Compasión 

Si no hemos aprendido cómo sentir nuestras emociones dolorosas plenamente; si no hemos aprendido a gestionarlas con compasión, aprendiendo de ellas y luego soltándolas, puede que perdamos contacto con nuestro sentido básico de la compasión. Es precisamente la incapacidad para gestionar el dolor lo que puede resultar en un comportamiento destructivo. Cuando no podemos conectar con y sentir compasión para nuestros propios sentimientos, puede que perdamos nuestra capacidad para sentir compasión hacia otras personas. Cuando esto ocurre, podemos fácilmente comportarnos de maneras violentas y dañinas.

6. Aburrimiento Vs Pasión y Creatividad 

La pasión y la creatividad prosperan cuando estamos conectados con nuestros sentimientos. Cuando nos desconectamos de  nuestros sentimientos para evitar el dolor, podemos también fácilmente perder conexión con nuestra alegría, creatividad y pasión. La vida puede parecer sosa, sin sentido. El amor y la alegría se alojan en el mismo lugar en el corazón que la soledad y el desamor. Cuando hacemos oídos sordos, intentando no sentir nuestra soledad o desamor, también nos cerramos a nuestra capacidad para sentir amor y alegría. Es una manera muy triste de vivir.

Una consecuencia natural de las varias prácticas de “Mindulness” es descubrir que no tienes por qué vivir de esta manera. Aprender a conectar contigo mismo. Puedes aprender a cambiar tu enfoque desde el exterior hacia el interior queriéndote a ti mismo de verdad y a otras personas. Puedes aprender a moverte desde la posición de evitar sentir tus sentimientos dolorosos a la posición de abrazarlos con compasión, con un deseo de aprender sobre lo que te están diciendo. Aprender a cuidarte a ti mismo con cariño y experimentar la profunda alegría de compartir tu amor con otros. En otras palabras CONECTAR.

Deja un comentario