Alcohol Confinamiento

¿Estás bebiendo más?

Antes de cumplir los 18 años, una persona joven habrá sido expuesta típicamente a más de 100.000 ejemplos de publicidad del alcohol. Te transmiten la idea de que consumir alcohol es divertido, deportivo,  sexy  – incluso bueno para tu salud. Eso contrasta marcadamente con estudios científicos independientes que demuestran conclusivamente que el alcohol es una sustancia cancerígena de la Categoría 1 (OMS/IARC 1988), altamente adictivo y la droga más dañina de nuestra sociedad. (D. Nutt et al 2008). Estos son hechos.

El alcohol crea dependencia para cualquier persona que bebe habitualmente. Muchos de nosotros seguiremos bebiendo si no hay razón para no hacerlo, por ejemplo tener que trabajar por la mañana, buscar a los niños, conducir hacia el trabajo o a casa. Estos eventos actúan como frenos a nuestro consumo. Nadie nunca decide volverse dependiente, pero dado el conjunto apropiado de circunstancias cualquier persona puede volverse dependiente. El confinamiento elimina muchas de las restricciones que normalmente actúan como frenos y a medida que un día se funde en otro, nuestro consumo aumenta.

Si estamos lo suficientemente despiertos, habremos oído la voz suave pero insistente de nuestra intuición que nos avisa. Nuestra primera reacción normalmente es racionalizarlo: “No es para tanto. Muchas personas beben más que yo. Sólo bebo lo normal. Lo tengo controlado.”  Esto es un error, por el cual garantizo que el precio sería mucho mayor de lo que estarías dispuesto/a a pagar.  Es sólo el miedo lo que nos impide actuar – principalmente el miedo a cómo sería la vida sin alcohol.

Después de 18 años libre e independiente del alcohol, te puedo decir que la vida sin alcohol es maravillosa. Disfruto de un sentido de libertad, más energía, mayor sentido de bienestar, mejores relaciones, una mente más nítida, una memoria mejorada, menos procrastinación, mucho menos estrés, mucho menos ansiedad; soy más productivo y libre de dramas.

Si lo que he escrito resuena en ti, contáctanos sin compromiso. Es una decisión de la cual nunca te arrepentirás. Cada consulta la tratamos con la mayor confianza y discreción.

No tienes la culpa pero sí, la responsibilidad de hacer algo al respecto.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.