La Abeja

La abeja

El otro día cuando estaba sentado en mi mesa, concentrado en escribir, me di cuenta de repente de un zumbido furioso golpeando la ventana. Reconocí el ruido como el de una abeja atrapada chocando contra la ventana, intentando salir frenéticamente.  Pensé que si no hacía algo rápidamente, la abeja moriría de agotamiento. Así que me levanté, di 8 pasos hasta la ventana y la abrí. Sin dar siquiera las gracias, ni un “vaya con Dios” la abeja se alejó volando.

Toda esta experiencia arrancó una cadena de reflexión sobre la percepción; sobre lo que podemos saber y cómo comportarnos.

La percepción: Dudo mucho de que la abeja fuese consciente del mamífero bípedo (yo) sentado en la mesa. Dudo que pudiera imaginar lo que es la adicción, y mucho menos tener la idea de que otro organismo estuviese escribiendo sobre este tema. Para la abeja, la ventana/el problema de una barrera invisible era de simple causa y efecto; golpeaba contra la ventana con toda su fuerza y de repente la barrera de cristal simplemente desapareció. Puede que se alejase volando, pensando que fue una abeja especialmente lista, ya que había logrado vencer lo que se conoce dentro de la sociedad de abejas como “el problema de la barrera invisible” que había matado a tantos compañeros. Puede que otras abejas le consideren como una abeja mágica y le veneren.

¿Qué podemos saber nosotros? Nosotros los humanos tenemos una opinión bastante elevada sobre nosotros mismos. Algunos incluso creen que Dios nos ha dado dominio sobre todas las cosas. Para un momento y observa todo el sufrimiento innecesario a nuestro alrededor, la violencia, la avaricia, la manera en la que estamos destruyendo el único hogar que tenemos. Nuestras acciones (y me refiero a ti como lector/lectora y a mí mismo en esto) demuestran claramente que en realidad, nuestro entendimiento de “the bigger picture” (la visión global) se encuentra más o menos en el mismo nivel que el entendimiento que tiene la abeja del problema de la barrera invisible.

Si queremos que nuestra especie y otras especies tengan algún tipo de futuro, necesitamos expandir urgentemente nuestra conciencia, de manera de que experimentemos y valoremos la interconexión entre todas las cosas. Necesitamos hacer esto con humildad e inteligencia. Necesitamos desarrollar actitudes de bondad, amabilidad y compasión (hacia otros – hacia todas las criaturas y nosotros/as mismos/as; desarrollar también la actitud de agradecimiento por estar vivos, estar aquí, ser conscientes.

Ésta es la responsabilidad de cada uno de nosotros − aquí y ahora. Esto no significa subir posts de frases inspiradoras en las redes sociales; significa asumir la responsabilidad de la diferencia que marcamos cada uno de nosotros y hacer el trabajo necesario para conseguir este cambio.

Tenemos que hacer esto porque, hasta donde yo sé, no hay nadie que nos vaya a abrir la ventana; e incluso si existiese alguien o algo que nos abriría la ventana ahora mismo, ¿creerían que lo merecemos?

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.