A La Hora De Comprar…. Receta De Espaguetis De Calabacin

A la hora de la compra, recuerda… + RECETA de “Espaguetis” de calabacín

La primavera pasada Rhea y yo compramos un “Espiralizador”, un aparato de cocina con pinta de un sacapuntas gigante, donde introduces verduras duras como calabacín, zanahorias, boniatos… y se convierten “mágicamente” (tras sacarles punta) en unos espaguetis de la verdura que has elegido. Pues bien, después de casi un año aburrido en el cajón junto a tenedores y cuchillos,   finalmente me decidí a probarlo y el resultado fue este plato de “pasta” con salsa de berenjena y tomate, increíblemente rica.  Me parece una gran idea para sustituir la pasta procesada por una verdura muy rica en nutrientes “vivos” con alto contenido en agua que sí, nutren con conciencia nuestras células. Aparte, se pueden hacer mezclas muy creativas y versátiles juntando diferentes verduras y salsas. Encontraréis la receta más abajo.

Primero os compartimos unas recomendaciones que nos sirven de guía para cuando vamos a comprar. Esperemos que os sirva. Escribidnos si echáis en falta alguna recomendación que podamos añadir.

A la hora de la compra recuerda…

  • Come lo más “natural” posible: Cuanto menos procesado y plastificado – mejor que mejor. Cuanta más tierra y alguna que otra babosa tenga tu lechuga, espinaca, coliflor, brócoli… – ¡¡mejor!!!  Los alimentos naturales son aquellos que tu cuerpo puede digerir fácilmente mientras te benefician al mismo tiempo todos sus nutrientes para tu cuerpo. Para nuestra salud global es importante que nutramos nuestras células con el mejor combustible y de la mejor calidad.
  • Evita los productos procesados y refinados – las harinas blancas, el azúcar, sobre todo productos que lleven harinas refinadas como bollería, croissants, pan, pizza… Por lo menos respétalo al 80%. Esto no significa que dejes de comer tus platos favoritos, sino que investigues y los adaptes con los miles y millones de alimentos que sí, te cuidan y miman tu cuerpo. Si tus células están nutridas y satisfechas entonces no tendrás la sensación de vacío que te hace tener ansiedad y comer todo lo que se te pase por delante.
  • Evita la ingesta de alimentos y bebidas que tengan un efecto estimulante,  como bebidas azucaradas, alcohol… ya que roban de nuestro cuerpo nutrientes esenciales.
  • Minimiza productos lácteos como queso, yogur, leche animal… Si vas a comer yogur que sea yogur “vivo” que es el que contiene lactobacillus acidophilus, unos bichitos que ayudan a nuestra querida y valiosa flora intestinal. Los que venden en los supermercados normalmente lo pierden porque están sometidos a altas temperaturas para esterilizarlos.
  • Aléjate de los productos que tengan “E-números”, con lemas “sin azúcar” o “Light” y los que contengan edulcorantes y colorantes artificiales.
  • Intenta en la medida que sea posible que las frutas y verduras sean orgánicas y mejor si son de cultivo de proximidad y de la temporada.
  • Vigila tu ingesta de sodio. Sustituye sal por sal de mar, miso, salsa de soja, tamari y gomasio. Utiliza condimentos como el ajo, cebolla, jengibre, lima, limón y todas las especias que se te ocurran para hacer tus platos más sabrosos.
  • Consume suficiente fibra de fuentes naturales.
  • Procura consumir grasas esenciales y saludables. Incluye en tu lista nueces, semillas de sésamo, lino, chía, verduras de hojas verdes, aguacate, pescado graso (sardinas, salmón…), aceite de oliva virgen extra (mejor si es prensado en frío) para las ensaladas y el chorrito de encima del pan de cereales).
  • Evita productos que contengan grasa de palma, margarinas, aceites vegetales y refinados…
  • Evita ir a comprar cuando tengas hambre…
  • Haz la compra con conciencia. Recuerda también que con nuestra compra podemos contribuir a crear un mundo más sano, vivo y consciente.
  • Intenta apoyar a las pequeñas empresas agrícolas y alimentarias como mercados, supermercados de proximidad, km 0, cooperativas de consumo ecológico…
  • ¡Cuánto menos plástico y más “tierra” mejor!
  • Priorizamos alimentos de temporada y de proximidad.

ESPAGUETIS DE CALABACÍN CON SALSA DE TOMATE Y BERENJENAS AL HORNO.

Para los “Espaguetis”

  • 2 calabacines
  • 1 espiralizador o cortarlo a cuchillo en rodajas finas

Para la salsa

  • 400 ml de tomate frito, mejor si es casero.
  • 2 berenjenas cortadas en dados.
  • Albahaca fresca.

Elaboración:

Ponemos las berenjenas cortadas en dados en el horno rociadas con un chorrito de aceite de oliva. Asamos unos 30 minutos, vigilando y dándoles la vuelta para que se vayan tostando y quedando crujientes por todos los lados. Mientras se asan las berenjenas convertimos los calabacines en “espaguetis” con el “espiralizador” o lo cortamos en rodajas finas. Los cocemos al vapor unos 3-4 minutos hasta que estén al dente al tacto. Una vez hechos, los dejamos en el escurridor para que suelten el agua. No es imprescindible pero queda menos aguado si se hace este paso. Para la salsa simplemente calentamos el tomate frito y le añadimos la albahaca. Para montar  el plato simplemente servimos los espaguetis, añadimos la salsa y topeamos con la berenjena asada y… ¡Listo! Un plato sencillo que os prometo que os encantará. ¡Probarlo y contarnos que tal os salió!

 

¡Felices días!

Autora: Kiira Cabrera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.