Bienvenido al programa:

¡Socorro, no puedo parar de pensar!
Mindfulness y Mucho Más

para particulares y empresas

Un programa completo para sobrevivir y prosperar en estos tiempos de cambio.

mndfulness y mucho mas

Mindfulness nos proporciona la balsa para los mares tormentosos de la vida. Además son necesarias otras enseñanzas – las estrellas para navegar.

Este programa te ayudará a superar la ansiedad y el estrés, te  harás más resistente a la depresión.

Casi todo el sufrimiento es por pensar demasiado.  Aprender a vivir más en el presente significa superar la ansiedad, mejorar las relaciones personales, la concentración  y la creatividad.

El único momento que tenemos de verdad; es el presente, el único momento donde podemos cambiar algo; es el presente,  pero ¿donde vivimos?  En nuestras mentes casi siempre en el futuro o el pasado.

El hombre sacrifica su salud para ganar dinero. Luego sacrifica dinero para recuperar su salud. Y luego está tan ansioso por el futuro que no disfruta el presente; el resultado es que no vive ni en el presente ni en el futuro; vive como si nunca fuera a morir y luego muere sin haber realmente vivido.

Geoffrey Molloy presenta Mindfulness en la DIADA de la Societat Catalana de Salut Laboral

“Los problemas de ansiedad están causados por pensar demasiado”

Objetivo del programa:

El objetivo de mindfulness no es poder controlar tus pensamientos, sino no permitir que tus pensamientos te controlen a ti.

Los beneficios de “Mindfulness” no están en duda. Existen más de 300 estudios científicos que demuestran estos beneficios, entre los cuales están incluidos los siguientes:

  • Aumenta la resistencia a la depresión
  • Reduce la ansiedad
  • Mejora la concentración
  • Mejora la creatividad
  • Previene accidentes
  • Aumenta la paz interior

¿Has querido alguna vez poder tranquilizar tu parloteo mental constante – para poder centrarte mejor, experimentar mayor sentido de tranquilidad y bienestar o simplemente para poder dormir mejor? Entonces este programa es para ti.

Gracias a la revolución digital, vivimos en un mundo en el que estamos conectados 24 horas al día. todos los días. Estamos bombardeados con distracciones, fechas tope, noticias escalofriantes, casi ilimitados – todo demanda nuestro tiempo y atención, resultando en un mayor sentido de ansiedad y estrés.

Aunque la mayoría de nosotros sabemos que deberíamos hacer algo para solucionarlo, parece como si estuviéramos siempre demasiado ocupados, con demasiadas cosas urgentes e importantes que hacer y por tanto parece que no podemos encontrar tiempo para desconectar y meter algo de distancia entre nosotros y el ritmo acelerado y compulsivo de nuestras vidas para conseguir una perspectiva diferente. Incluso si podemos llegar a tener este espacio y perspectiva ¿dónde encontraremos las herramientas que nos permitirán sentirnos menos ansiosos, más creativos, experimentar un mayor sentido de espaciosidad mental, emocional y de salud?

¿Qué es “Mindfulness”? 

En primer lugar, mindfulness involucra prestar atención con intención. Mindfulness trata de dirigir nuestra conciencia de modo consciente. A veces (me incluyo a mí mismo) hablamos del “mindfulness” y “ser consciente” como si fueran términos intercambiables pero no es conveniente acostumbrarse a hacer esto. Puede que sea consciente de que estoy irritable pero esto no significa que sea mindful de mi irritabilidad. Para ser mindful tengo que volverme consciente de mí mismo intencionadamente, no consciente vagamente o de modo habitual, sabiendo que comer, por ejemplo, no es lo mismo que comer con mindfulness.

Sigamos examinando el ejemplo de comer algo más. Cuando somos intencionadamente conscientes del comer, estamos conscientemente conscientes del proceso de estar comiendo. Nos fijamos intencionadamente en las sensaciones y en la manera en la que respondemos a estas sensaciones.

Observamos cómo se deja volar la mente y cuando lo hace, intencionadamente dirigimos de nuevo nuestra atención al objeto contemplado. Cuando comemos sin mindfulness, puede que en teoría seamos conscientes de lo que estamos haciendo pero es probable que estemos pensando en cien y unas otras cosas a la vez; puede que también estemos mirando la televisión, hablando o leyendo – ¡o incluso las tres cosas a la vez! De manera que seamos muy poco conscientes o absorbidos con el comer; puede que seamos apenas conscientes de las sensaciones físicas e incluso aún menos conscientes de nuestros pensamientos y emociones.

Por estar sólo tenuemente conscientes de nuestros pensamientos, se dejan volar de una manera ilimitada. No hay ninguna intención consciente de redirigir nuestra atención al proceso de estar comiendo. No hay un propósito claro.

Guiar tu atención intencionadamente es una parte muy importante de mindfulness. Tener la intención de permanecer con nuestra experiencia, que sea la respiración o una emoción en particular, o algo tan sencillo como el comer, significa que estamos formando la mente de manera activa.

Prestar atención “en el momento presente”

 Si se deja ir a su aire, se deja volar la mente a través de todo tipo de pensamientos – incluyendo pensamientos que expresan ira, añoranza, depresión, venganza, lástima de uno mismo, etc. A medida en que nos dejamos enredar en este tipo de pensamientos, reforzamos esas emociones en nuestros corazones y nos hacemos sufrir a nosotros mismos. Generalmente estos pensamientos son sobre el pasado o el futuro. El pasado ya no existe. El futuro es simplemente una fantasía hasta que ocurra. El único momento que podemos experimentar realmente – el momento presente – es el momento que parece que evitamos más.

De manera que cuando somos mindful nos preocupamos de fijarnos en lo que está ocurriendo ahora mismo. Esto no significa que ya no podemos pensar en el pasado, ni en el futuro, sino que cuando lo  hacemos lo hagamos de modo mindful para que seamos conscientes que ahora mismo estamos pensando en el pasado o en el futuro.

Sin embargo, en Mindfulness Meditation, nos preocupamos con lo que está surgiendo en el momento presente. Cuando los pensamientos sobre el pasado o el futuro nos alejan de nuestra experiencia del momento presente y nos perdemos en nuestros pensamientos, intentamos fijarnos en esto y devolver nuestra atención al aquí y ahora.

Cuando alejamos nuestra atención intencionadamente de tales pensamientos y hacia el “ancla” de nuestra experiencia del momento presente, disminuimos el efecto que podrían tener en nuestras vidas y creamos por tanto un espacio de libertad donde la tranquilidad y la alegría pueden crecer.

Prestar atención sin juzgar

Mindfulness es un estado en el cual no reaccionamos con las emociones. No juzgamos que esta experiencia sea buena o aquella experiencia – mala. O si nos encontramos criticando, simplemente nos fijamos en ello y soltamos las críticas conscientemente. No nos disgustamos por estar experimentando algo que preferiríamos no estar experimentando o porque no estamos experimentando algo que preferiríamos estar experimentando. Simplemente aceptamos todo lo que podría surgir. Lo observamos con mindfulness. Observamos cómo surge, cómo nos atraviesa y cómo finalmente deja de existir.

Da igual que sea una experiencia agradable o una experiencia dolorosa, la tratamos de la misma manera.

A nivel cognitivo mindfulness reconoce que ciertas experiencias son agradables y otras desagradables – simplemente no reaccionamos a ellas emocionalmente. Esto se llama “ecuanimidad” – tranquilidad, equilibrio mental.

De la misma manera en la que no podemos parar las olas, no podemos parar nuestros pensamientos. Pero sí, podemos aprender a surfearlos.

Nuestro curso residencial y sus ocho semanas de implantación guiada te proporcionará estas herramientas.

El enfoque principal de este curso es el empleo de la atención plena al presente y su pariente cercano, la meditación, para tranquilizar nuestro parloteo mental constante, permitiéndonos centrarnos con mayor facilidad y experimentar un mayor sentido de tranquilidad y bienestar.

Puede que igual que muchos, sufras porque te surgen sin parar pensamientos muchas veces compulsivos, quedándote con la sensación de que tu mente está permanentemente “encendida”. Cuando intentas relajarte o incluso cuando intentas dormir de un tirón, el parloteo constante en tu mente no para. Este curso principalmente trata de poner tu atención plenamente al presente y la meditación. No cantaremos mantras, ni estaremos sentados en el suelo con las piernas cruzadas; tampoco se tratará de raparse la cabeza ni vestirse raro.

Las técnicas desarrolladas a lo largo de miles de años que ahora han sido científicamente demostradas como efectivas, han sido adaptadas a la vida moderna. No es necesaria ninguna creencia particular, sólo se requiere una mente abierta y estar dispuesto a aprender y comprometerse a una práctica de al menos quince minutos al día. En el curso entenderás y experimentarás lo que significa tener la atención plenamente en el presente y exactamente cómo, mediante un simple cambio de perspectiva, puedes incorporar estar atento al presente y sus beneficios en tu vida diaria.

Cantabria rural proporciona un entorno perfecto para aprender las técnicas básicas y además experimentar con un guía experimentado para evitar malentendidos y establecer una base para la implantación en la vida cotidiana. 

Yoga
Yoga
Curso Risoterapia
Geoffrey Yoga Para Reir
Yoga Para Reir
Yoga Para Reir1
Mindfulness Cantabria
Risoterapia
Mindfulness Risa
Sesiones Risoterapia
Reir
Mindfulness
YogaCurso RisoterapiaGeoffrey Yoga Para ReirYoga Para ReirYoga Para Reir1Mindfulness CantabriaRisoterapiaMindfulness RisaSesiones RisoterapiaReirMindfulness

     Yoga para reír  – La risa, la mejor medicina

Geoffrey Molloy “Mindfulness en el Ámbito Laboral”. Programa nacional en Iberdrola

Más de 700 empresas en España han adoptado nuestros programas

Otra información de interés