PARADOJA 5

PARADOJA 5

“Cuanto más aprendes, más te das cuenta de lo poco que sabes” 

“Cuanto más aprendes, más te das cuenta de lo poco que sabes” (un aforismo que se suele atribuir a Sócrates pero no se sabe). Dicho de otra manera: es sólo a medida que adquirimos mayor conocimiento que comenzamos a entender la inmensidad de nuestra ignorancia.

Una consecuencia de esto es que cuanto más convencido esté alguien de que tiene razón,  más probable es que menos sepa. Incluso hay un nombre científico para esto: el efecto Dunning-Krueger, que dice: Las personas que son ignorantes o no están capacitadas en algún aspecto dado, tienden a creer que son mucho más competentes de lo que son.

Durante algunos años venían personas a nuestra finca para montar a caballo. Una de las primeras preguntas que hacíamos fue: “¿Has montado antes?”. Nuestra regla general fue: la persona que afirmaba saber montar bien, resultaba que sabía muy poco y por lo tanto podía suponer un peligro y requeriría una supervisión especial, mientras que la persona que afirmaba “saber un poco”, solía demostrar ser un jinete más seguro y competente.

En palabras de Bertrand Russell: “El problema con el mundo es que los ignorantes se sienten seguros de sí mismos y los inteligentes están llenos de dudas”.

El progreso real llega cuando adoptamos lo que se conoce en el Budismo como: “la mente de un principiante”. Se refiere a tener una actitud de curiosidad abierta, entusiasmo y poder soltar las ideas preconcebidas al estudiar un tema. Incluso cuando se estudia algo en un nivel avanzado, hacerlo tal como lo haría un principiante.