Porridge irlandés…. (Gachas de avena) con una diferencia

irlanda paisaje

Geoffrey y yo acabamos de volver de Irlanda de casa de unos amigos, Paddy e Hilary. ¡Qué paisajes hemos disfrutado! Nos hemos movido bastante y por tanto hemos agradecido el desayuno que nos preparaban: “porridge“… pero con bastante diferencia al porridge tradicional cocido con leche de vaca. Algunos de nuestros huéspedes españoles se han atrevido a comer una versión parecida en nuestra casa. Es un desayuno muy energético y nutritivo para todos los que hacemos esfuerzo durante las mañanas – tanto físico como mental. A mí me satisface mucho y llego perfectamente a la hora de la comida sin necesitar comer nada más a media mañana; se trata de un carbohidrato de cadena larga que va soltando moléculas de glucosa despacio a la circulación sanguínea.

No sólo baja los niveles de colesterol, la avena ayuda a evitar arterioesclerosis; también la avena es una buena fuente de magnesio que relaja los vasos sanguíneos promoviendo la salud cardiovascular. Además estudios demuestran que la fibra de avena (beta-glucano) estabiliza los niveles de azúcar en sangre lo que significa que es apto para personas con diabetes tipo II.  Aunque contiene una pequeña cantidad de gluten las personas con intolerancia al gluten suelen tolerar la avena. Y además de todo esto, la avena es una fuente concentrado de otros nutrientes beneficiosos. La cúrcuma tiene propiedades anti-inflamatorias especialmente interesante para las personas con artritis, con rigidez o dolores en las articulaciones. Aparentemente tomado junto a la pimienta negra ayuda a potenciar estas propiedades.

porridge con diferenciaIngredientes:

Para dos personas:

  • 6 cucharadas colmadas de Copos de avena, suaves, integrales
  • Agua fría – 500ml aproximadamente de sal
  • Cúrcuma – cucharadita de polvo o raíz fresca
  • Pimienta negra – menos de una pizca
  • Una pizca de Canela
  • Miel – cucharadita (a gusto)
  • Yogur de soja – cucharada (o más)
  • Frutos rojos – frambuesas, arándanos, fresas… cocidos la noche anterior o no. Los compramos en Lidl – congelados – media taza (a gusto),

Elaboración:

Primero cocemos el porridge. Metemos en una cazuela pequeña el agua, los copos de avena y la sal. Es importante que el agua sea fría – es decir no calentarla primero. Cocemos a fuego lento, mezclando constantemente hasta conseguir una crema. Añadimos agua a gusto para conseguir la textura deseada. Lo metemos en un bol, incorporamos la cúrcuma, pimienta, canela y lo mezclamos bien y a continuación añadimos la miel, yogur y frutos rojos.

Autora: Rhea Sivi

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.