Quiénes somos

Llevamos los últimos 22 años trabajando con miles de clientes particulares y más de 700 empresas ayudando a mejorar la calidad de vida en las áreas de adicción, ansiedad, depresión, estrés y comer sano. No utilizamos medicamentos, acupuntura ni artilugios mágicos.

No pertenecemos ni tenemos contacto con ninguna religión. Somos pragmáticos y nuestro enfoque es práctico. Hemos pasado años trabajando mano a mano con clientes de todo tipo, refinando y mejorando la efectividad de lo que hacemos.

¿Por qué 'Es fácil... ¡si sabes cómo!'?

Cualquier problema es difícil de resolver si no entiendes el problema. Una vez lo entiendas puede volverse fácil solucionarlo.

Da igual si estamos hablando de dejar de fumar, vivir sin alcohol, o cualquier droga, o si se trata de cambiar nuestros hábitos alimenticios o aprender herramientas para afrontar mejor el estrés, la ansiedad, la depresión – el conocimiento es poder.

¿Por qué 'Vivir Despierto'?

Vivimos en una sociedad en la que nuestros niveles de bienestar material son relativamente elevados. La mayoría de las enfermedades contagiosas mortales que han afectado a la humanidad durante gran parte de su existencia han sido eliminadas. Nuestras necesidades más básicas han sido cubiertas – tenemos mucho más que suficiente para comer, tenemos techo, seguridad física y agua potable. La mayoría de nosotros nunca hemos tenido que pelear por la supervivencia. Sin embargo, a pesar de todo esto, en nuestra sociedad existe un sentido generalizado de “sentirnos peor.”

Vivimos a un paso cada vez más frenético en un mundo cada vez más fragmentado. Nuestra conexión con el mundo físico, nuestros amigos, familia, incluso con nosotros mismos se ha vuelto cada vez más ténue. Los niveles de adicción, ansiedad, depresión, estrés crónicos y enfermedades autoinfligidas por nuestro estilo de vida nunca han sido tan elevados y siguen creciendo. Muchas personas han llegado al punto de quiebre.

En términos simples, ayudamos a nuestros clientes a que se despierten y les proporcionamos nuevos mapas mentales y herramientas sencillas y efectivas para ayudarles a ver “el territorio” de una manera diferente y más útil – lo que en consecuencia, les ayuda a tomar mejores decisiones y mejora la calidad de sus vidas.

Geoffrey Molloy

Geoffrey-MolloyGeoffrey Molloy nació en 1957 en Singapur y se crió principalmente en Chipre y luego en el Reino Unido.

Se podría describir su niñez caritativamente como una niñez caótica. Fue criado esporádicamente por un padre alcohólico y abusivo y en otros momentos por una madre violenta y narcisista además de una serie de padres de acogida mayoritariamente indiferentes y en varias instituciones para niños desamparados.

Salió “de casa” con 16 años sin tener ni idea en cuanto a cómo funcionaba el mundo y sin ni siquiera saber lo que era una emoción; ni ningún sentido de conexión consigo mismo. Su inteligencia innata y buena apariencia (Geoffrey es el autor modesto de esta mini-biografía) significó que a pesar de este comienzo poco prometedor fue capaz de funcionar como oficial navegador de la marina mercantil, piloto militar y luego responsable de marketing en Asia y Oriente Medio en el mundo de telecomunicaciones por satélite – pero sólo hasta cierto punto. Después de una serie de relaciones desastrosas y totalmente disfuncionales, tocó fondo.

 Luego a principios de los años ochenta, un amigo (por casualidad, un “alcohólico”) le señaló algo que hasta ese momento se le había escapado, es decir, que él mismo, Geoffrey, fue el factor común en todas estas situaciones. Esto le pareció una especie de revelación, también arrancó una exploración de lo que hasta ahora no había reconocido ni examinado – es decir, su mundo interno. La muerte de un amigo muy cercano cuando Geoffrey tenía 28 años aceleró el proceso puesto que en un intento de negar su propio luto y “ser valiente” se encontró a sí mismo esforzándose cada vez más por gestionar su vida con el alcohol y otras sustancias. Se volvió muy deprimido y seriamente contempló terminar con todo.

Pero en estos momentos más oscuros muchas veces nace la esperanza más grande. Geoffrey se volvió consciente de su deseo de vivir y de vivir bien y así es como comenzó una búsqueda voraz para encontrar sentido y sobre todo paz interior.

Este camino le llevó a través de muchas terapias, profesores y finalmente a la meditación y sus prácticas asociadas. También le llevó a conocer y luego casarse con su mujer, Rhea – una decisión que considera como una de sus mejores decisiones. Ella le enseñó que era posible que fuese querido por otras personas.

En 1993 dejó de fumar con Allen Carr y después de un par de años y unas cenas con Allen, empezaron a colaborar – una colaboración que duró hasta el fallecimiento de Allen en 2006. A finales de los años noventa Geoffrey empezó a emplear su mezcla única de experiencia y formación, su experiencia personal con adicciones a diferentes sustancias y la práctica de la meditación para expandir su trabajo para ayudar a otros a dejar el alcohol y otras sustancias y también a ayudar a las personas a gestionar su ansiedad y problemas relacionados. Asegura (¡muy modestamente!) que ofrece el sistema más efectivo para que una persona se libere de sus adicciones y se redirija la vida. No conoce otro mejor.

Geoffrey vive en Cantabria con su mujer Rhea y – dependiendo del momento – con todos o algunos de sus cinco hijos o tres nietos. En su finca, “Finca las Bardas” tiene caballos, cerdos, ovejas, gallinas. También es un centro de día para diferentes terapias y cursos residenciales para el tratamiento de ansiedad, adicciones, aprender a comer sano y a gestionar el dolor. Los caballos, aparte de ganar premios en doma, se utilizan para proporcionar equinoterapia para personas con capacidad limitada. Este proyecto es la responsabilidad de Erika, fisioterapeuta y una de sus cuatro hijas.

El mensaje de Geoffrey es positivo. A pesar de los obstáculos hoy su vida está llena de amor, trabajo y sentido. Se considera un hombre muy afortunado y cree profundamente que todos marcamos una diferencia en este mundo, lo queramos o no. La clave es asegurarnos de que la diferencia sea lo más positivo posible.

Rhea Sivi

rhea sivi

Rhea Sivi, nació en 1960, tiene 5 hijos y 3 nietos. No es de ningún sitio en particular – de padres estonianos, educación británica, con residencia en España desde hace unos 25 años. Por tanto habla varios idiomas – alguno mejor que otro. Tiene un “BA en Hispanic Studies” de la universidad de Bristol. Después de un pasado variopinto trabajando – entre otras cosas – en relaciones con la prensa, como profesora de francés y comercial en el mundo de la construcción… lleva los últimos 20 años impartiendo el curso presencial  Es fácil dejar de fumar… ¡si sabes cómo! en España. Es autora del libro ¿Cómo pierdo peso si soy un comilón? – porque es una comilona y comparte sus recomendaciones en cuanto a comer sano con las personas que quieren escucharlas. No es psicóloga ni nutricionista y por tanto apoya sus recomendaciones con una bibliografía amplia de referencias y estudios independientes.

Tanto Geoffrey como ella caen algo fuera de la caja del pensamiento “normal”. A veces les preguntan, ”¿Sois psicólogos?” No pertenecen a ninguna “categoría”; son formadores con muchos años de experiencia trabajando con personas con todo tipo de problemas. Tienen una manera diferente de enfocar los temas que tratan. Los servicios que ofrecen son complementarios y compatibles a tratamientos tradicionales.

Por tanto, cuentan con la confianza de buen número de médicos y psicólogos que acuden a sus cursos o bien les recomiendan a sus pacientes. Han pasado por sus manos miles de personas; la mayoría acuden por el “boca a boca”.