Tarta De Zanahoria

Tarta de zanahoria con nueces pecanas y albaricoques deshidratados

Definitivamente existen olores que te hacen viajar en el tiempo. En mi mundo el olor de tarta de zanahoria recién sacada del horno (y tengo que decir que de casi cualquier pastel recién horneado) me transporta directamente a las diferentes cocinas de las diferentes casas donde nos criamos…y por supuesto, a la imagen de  mi madre con su delantal, manchado de harina y sus manos envueltas de trapo para no quemarse; entre sus manos un pastel con aroma a canela tostada… una mezcla perfecta de harina, huevos, azúcar – todo  en su punto. A su alrededor –  cinco niños, dos perros y dos gatos listos para hincarle el diente…frenados…aunque no por mucho tiempo por un….”¡¡carefull, it’s too hot!! (¡¡Cuidado está demasiado caliente!!)”.

Tengo muchos recuerdos de mi infancia alrededor de la cocina y sus olores.  Mi madre siempre se preocupaba de que tuviéramos comida casera. Aunque trabajase diez horas, siempre teníamos un plato lleno de alimentos nutritivos y hechos con mucho amor. Batidos de fruta para desayunar, macedonias en verano, “porridge” (crema de avena) y tostadas en invierno; comida casera al llegar del cole y cenas con sopitas calientes, ensaladas, quiches, cocas… e infinitos bocados dulces y salados…

Ahora recordando todo esto, sólo tengo infinitud de gratitud por toda esa dedicación y por transmitirnos todo ese amor a la cocina y los alimentos que al final del día nos dan la vida…

Os compartimos el pastel de aromas a canela tostada. La versión original de mi madre no lleva albaricoques; a mí me gusta añadir una tacita, sobre todo en primavera.

Espero lo disfrutéis tanto como nosotros.

Pastel de zanahorias

  • Taza y media de azúcar moreno integral (parece hormigas vivas)
  • Taza y media de aceite de oliva suave
  • 4 huevos
  • 2 tazas de harina integral
  • 3 cucharaditas de levadura en polvo
  • 3 cucharaditas de bicarbonato de soda
  • Media cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de canela
  • 3 tazas de zanahoria rallada
  • 1 taza de nueces troceadas (opcional)
  • 1 taza de albaricoques deshidratados picados

Encendemos el horno, temperatura 170º C. Preparamos un molde forrándolo con papel vegetal (suelo utilizar los moldes que se utilizan para hacer pan – con forma rectangular.)  Mezclamos el aceite y el azúcar. Añadimos los huevos uno por uno. Batimos la mezcla.  Tamizamos la harina, los gasificantes, sal y canela y los incorporamos a la mezcla añadiendo el salvado de trigo que queda en el tamiz. Por último, incorporamos las zanahorias. Creo que se podría hacer en la “Termomix” perfectamente, yo lo hago a mano. Lo horneamos durante 45 minutos – 1 hora.  El tiempo puede variar, hay que vigilarlo y pinchar con un palito para saber cuándo está en su punto.

Salsa de naranja

  • 3 cucharadas de “Maizena”
  • Media taza de miel
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/4 de taza de piel de naranja rallada
  • 2 tazas de zumo de naranja
  • 1 taza de agua

Combinamos la maizena, miel y sal en una cazuela pequeña.  Incorporamos la piel de naranja, el zumo de naranja y el agua.  Cocemos la mezcla batiéndola constantemente hasta que se espese.  Enfriamos la salsa y la servimos junto al pastel de zanahoria.

Salud y alegría

Autora: Kiira Cabrera

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.