Retiro julio 2018: Sorprendente y muy productivo. Me he sentido como en casa. Comida diferente, muy sana y llena de amor por parte de Rhea. Alrededores: un verdadero marco ideal para esta actividad. Recomendable 100%