Hola Geoffrey,

Mil gracias.

Ya he llegado a las 8 semanas y han pasado volando.

Salí del curso con una enorme energía y ganas de poner en práctica todo lo aprendido.
Mi temor era si lo llegaría a hacer.

Ahora sé que sí. Se que mi meditación y mi mindfullness han empezado a ser parte de mi vida cotidiana. Sigo tu consejo de “hacer por hacer”, y casi siempre obtengo un pequeño regalo. Otras veces no, pero no me importa.

Otra vez gracias, lo que me has enseñado no tiene precio.

Me ayuda ahora que estoy cambiando el rumbo de mi vida, bueno, no es que me ayude, es que es fundamental, me da la energía y los fundamentos, es otra visión, como tu ya sabes.

Me encantaría volver por Santander… bueno ojalá pronto.

Un abrazo fuerte a ti, a Rhea y a tu familia.