Testimonios 

Aparte del trabajo que realizamos en empresas, muchas personas acuden a nuestros programas – normalmente por recomendación. Algunas personas han querido compartir su experiencia…

Son opiniones y hay que verlas como tales… (no hemos corregido los errores ortográficos.)

Edgard M-N

Hola a todos. En la búsqueda de encontrar tips que me ayudaran a fortalecer la decisión de dejar el alcohol, un buen día encontré una referencia del libro “Es fácil…”, envié una solicitud a este sitio y al siguiente día tenía en la bandeja el libro de Geoffrey. Al leer las primeras líneas sentí una satisfacción inmensa, alimentada por al descubrimiento y la identificación, pero sobre todo por el hecho de desnudar la naturaleza estúpida del alcohol. Fue una sacudida para mí, en determinado momento levanté los brazos y expresé: ¡Dios existe! A medida que leía cada pequeño capítulo me asombraba el porqué diablos no había dejado el guaro (así le dicen en mi país al alcohol) y reafirmaba la decisión de abandonarlo sin remordimientos y de forma definitiva. El libro no pudo llegar en mejor momento: llevaba seis meses de no tomar y una noche antes, en medio de una crisis de estrés, casi que me siento en un bar para “relajarme”. Agradezco a su autor por tener la delicadeza de compartir conmigo sus reflexiones. Todas son ciertas. No hay trucos ni engaños. Ahora me siento fortalecido y preparado para hacerle frente a todas las circunstancias en que me pudiera ver “tentado” de tomar la droga. Algo curioso: Varias veces me situé en mis primeros tragos, aquellos en compañía con mis amigos en una especie de rito de iniciación. Para entonces el guaro me supo feísimo. Debo confesar que, después de muchos años, sigue siendo igual de feísimo, solo que supe disimularlo muy bien, porque lo que buscaba a fin de cuentas no era su sabor, sino el efecto de la droga. Ahora tendré que desaprender y aprender para vivir una vida a plenitud, como siempre la quise. Muchas gracias.

Ana B

Hace más de un año , leí tu libro y cuando lo terminé , acabé con mi adiccion, soy libre y me siento feliz. Nunca pensé que esto sería posible
Gracias!!! Me convenciste así , eres genial

V.C

Hoy es mi cumpleaños y quiero compartir con vosotros mi alegría por sentirme libre del alcohol gracias a ti y a Geoffrey.

¡¡ Me siento otra persona, veo el mundo y a mi misma de manera diferente !!

En cuanto me enviaste el libro, lo leí y dejé de consumir alcohol. Ahora al buscar el correo que os envié veo que hace ya casi dos meses.

Solo puedo decir que me conocéis mejor que yo misma. Todo lo que se me ha podido pasar por la cabeza mientras consumía, mientras lo leía y después de dejar de consumir, está en el libro. Así que no tengo miedo por la incertidumbre ni me siento incomprendida (aunque solo sea porque hay dos personas que me comprenden, jaja).

Mi vida ha seguido igual, comidas, cumpleaños, discusiones de pareja, estrés… pero no me siento prisionera ni limitada porque, como explicáis, aunque efectivamente me viene constantemente a la cabeza el alcohol, sé que es porque estaba presente en todo momento en mi vida, porque mi cerebro tiene todo relacionado con el alcohol, no porque tenga una enfermedad que haga que mi cuerpo me pida de por vida beberlo. Eso sí, cada vez menos, porque ahora ya mi cerebro las relaciona con otras cosas.

Como yo intento explicarle a mi marido y a mis amigos: es que antes era rubia (consumía alcohol, gluten, lactosa…) y ahora morena (libre de muchas cosas) ¿por qué? porque quiero, ¿cuánto tiempo hace que soy morena? No lo sé, no voy contando los días, pero qué mas da, desde que quise ser morena. Me gusta ser morena, no porque deba, realmente nada me impide ponerme de rubia otra vez, pero es que me he dado cuenta de que ser morena es lo que quiero, lo que me gusta, que ser rubia no me gusta así que tampoco tengo tentaciones de teñirme de rubia porque no me gusta, me gusta ser morena. ¿Qué todos creéis que lo “normal” es ser rubia, que todas quieren ser rubias y que si eres morena es porque tienes la desgracia de no poder ser rubia? Yo no. Quizá algún día ellos verán las cosas sin la lente distorsionada que nos impone la sociedad.

Quizá parezca un poco de locos, no? jaja.

Hoy al felicitarme mi familia en el chat de wasap (porque vivimos en ciudades diferentes) he ido a poner lo típico de “tomaros algo a mi salud” pero igualmente he recordado el libro y ¿por qué damos por hecho que hay que celebrar las cosas con alcohol? Cambiemos la mentalidad de nuestro alrededor!! y he puesto: “tomaros algo dulce y rico a mi salud”, que es lo que me gusta.

Bueno, que me enrollo. Que estoy muy feliz y muy agradecida y con muchas ganas de seguir mejorando como persona.

Me encantaría ir a uno de vuestros retiros en Cantabria, de hecho me lo había pedido de regalo de cumple, pero no tengo manera de cuadrar ninguna fecha por ahora… ¡¡ Mi mente también necesita descansar !!

Mientras tanto, estoy preparada para dar un paso más: quiero dejar de fumar!! Estoy en el mismo momento en el que estaba cuando os escribí para dejar de beber. Cada vez que fumo pienso, pero para qué narices fumo esta mier… con lo mal que me sienta. Pero no quiero dejarlo hasta leer vuestro libro para comprender este proceso y prepararme para lo que voy a sentir.

Un abrazo muy fuerte.

V.C

Luís CSM, Valencia

Pasa del año de mi visita a la finca las Bardas y me decido a contar mi experiencia.
Si llegas a leer este comentario, es porque te has dado cuenta de que necesitas una solución, una ayuda para resolver los conflictos que te crea el alcohol y que en realidad, el más enorme de todos, es el propio alcohol.
Mi comienzo con el alcohol es como el de todos, la fiesta, el fin de semana, celebraciones, cenas entre amigos.. siempre he bebido. Cualquier pequeño contratiempo, y digo pequeño por grande que te parezca, relaciones laborales, matrimoniales, económicas,… puede desencadenar en el mayor de todos, el propio alcohol. El mío, mi mala relación matrimonial. No solo no la solucionó sino que la agravó. Durante ese tiempo y dándome cuenta, estuve en la UCA (Unidad de Conductas Adictivas), con psicólogos, médicos, psiquiatras, hipnosis, .. Nada conseguía que olvidara de pensar en alcohol y por el contrario, mi única obsesión era dejarlo a toda costa con todos los medios a mi alcance pero me daba horror, sentía miedo, pánico a estar sin él..
Tuve un percance con un vehículo nada importante pero suficiente para llamar mi atención. Desencadenó más mi búsqueda. En ese momento, mi Dios, me señaló con el dedo. ¡Me dio el mayor toque de atención de mi vida! Un pánico a que hubiera pasado alguna desgracia personal, el miedo a que el aceite en el suelo provocara un accidente, me veía causante de alguna muerte, me creó una ansiedad, me creó tal pavor, que aunque fue una avería la causante y podría haberme librado de las consecuencias, ante ese terror y el temor a dejar la calzada en mal estado debido al aceite, el que por esa causa provocara algún percance mayor, el temor a mi conciencia luego, me hicieron llamar a la Guardia Civil de tráfico. Por supuesto, di positivo. Las consecuencias,.. Nada comparables con lo que podría haber pasado.
Seguía en la UCA, buscando soluciones, luchando para librarme del alcohol, la miseria de no avanzar, de segur esclavo, mis hijos, que siempre han estado a mi lado ayudándome, Sufriendo. Yo viendo su sufrimiento, qué desespero, …. No veía fin!
A finales del 2016, encontrarme en mi búsqueda de soluciones con el libro “Vivir sin alcohol, es fácil si sabes cómo”, fue una bendición. La claridad con la que vi el concepto real del alcohol. Estuve dos meses sin beber, y a los primeros días de volver a hacerlo, me dije a mi mismo que había dado con la solución y que debía buscar en esa dirección. Me puse en contacto con Geoffrey y después de unas charlas por skype, me hizo un sitio para el puente de Semana Santa de 2017 en su curso “Vivir despierto” y a Cantabria que me fui. No solo he dejado el alcohol, también he aprendido a vivir de otra manera. Descubrir el enorme engaño que es el alcohol por este método, sin fuerza de voluntad, por puro razonamiento y convicción dirigido por Geoffrey, al que no puedo más, que mostrarle mi agradecimiento y al mismo tiempo, alentar a toda persona que lea este comentario, a intentar dejarlo por este método, con la total certeza de que lo va a conseguir.
Por cierto, el libro, una vez confirmada mi cita en Cantabria, se lo regalé a un amigo, con la dedicatoria mía: “A mi amigo….., con el deseo de que le sea tan útil como a mí”, y la fecha. Este amigo, dejó de beber antes de que yo llegara a Cantabria. GRACIAS Geoffrey ¡!!.

OPINIONES DE LECTORES EN AMAZON – LIBRO ES FÁCIL VIVIR SIN ALCOHOL… ¡SI SABES CÓMO!

Nos gustaría compartir varias opiniones que nos han dejado los lectores del libro de Geoffrey Molloy – “Es fácil vivir sin alcohol… ¡si sabes cómo!”. Algunas muy buenas y otras no tanto …. 

PATRICIA

Llevaba mucho tiempo preocupada porque no me veía capaz de dejar el alcohol. Me justificaba diciendo que no soy alcohólica, sino que simplemente soy “borrachina” me gusta la cerveza, y es curioso, tengo en casa whisky, ginebra y otras muchas bebidas que se van quedando aquí de cestas de Navidad y cosas parecidas y nunca se me ocurriría echarme un trago de ellas, lo único a lo que me encuentro enganchada es a la cerveza. Todos los días, hacia las 7 u 8 de la tarde mi pareja y yo vamos a por unas cervezas (1 litro cada uno más o menos) y nos las tomamos en casa. Puede no parecer mucha cantidad, o si, depende de lo que tu bebas, pero el problema no es ese, el problema es que es TODOS LOS DÍAS, y que si falta un día ya estamos nerviosos. Los fines de semana bebemos muchísimo más, eso si, siempre cerveza y a veces vino. Hace unos diez días, harta de pasarme mínimo 2 horas diarias de mi vida achispada, de contar las horas hasta que fuera “políticamente correcto” tomarse una cerveza…. compré este libro y me lo empecé a leer, pues bien, desde el día 14 de diciembre hasta hoy (8 días) he sido capaz de pasar sin una cerveza y sin nada de alcohol, y lo que es mejor, sin nada de ansiedad. Eso si, tengo que decir que estoy muy concienciada, tengo un padre alcohólico, una hermana alcohólica y drogadicta, otros miembros de la familia que beben regularmente, y que yo no estoy dispuesta a tirar mi vida por la borda. Conseguí dejar de fumar, y fumaba muchísimo, ahora voy a conseguir dejar de beber. La vida es una maravilla, los momentos buenos son buenos no por que nos tomemos una copa, si no porque estamos entre amigos. Los malos, seguro que son mas llevaderos sin alcohol, y de paso, espero perder esta tripa cervecera y unos cuantos kilitos. Animaros amigos, de todo se puede salir, somos fuertes. Abrazos.

———******——–

FRAN

El libro aporta cosas diferentes para dejar el alcohol, pero dejarlo definitivamente sin sufrir deseos de tomar ni un vaso de vino comiendo. Es una lectura que ayuda, pero la pega es que lo veo excesivamente radical en muchos de los comentario y enfoques que le da al consumo de alcohol, aún siendo moderado. Recomiendo su lectura comprensiva y luego que cada cual saque sus conclusiones.

——–*******——–

IÑIGO

Es la solución al gran problema que el alcohol crea en la sociedad actual.
Bien enfocado y expuesto con respuestas exactas a preguntas que casi nunca nos hacemos.
Luego cada uno decide… pero con conocimiento.

——–*******——–

TERESA

Lógica en la descripción de que es exactamente el alcohol, una droga por mas que la sociedad la disfrace. Legal pero droga. Que destruye tanto como otras en todos los sentidos a cualquier individuo. Altamente recomendado a quienes simplemente beban, ya sea mucho o poco según ellos Siempre es mucho.

——–*******——–

CRISTINA

Muy recomendable, es un libro muy positivo y que te ayuda a ver las cosas de otra manera, en vez de ponértelo como un camino cuesta arriba te presenta un nuevo futuro en el que tú eres quien decide.
Después de leerlo parece muy sencillo el cambio.

——–*******——–

ANÓNIMO

Recomendable para cualquier persona que considere de si misma que tiene un problema con el alcohol y a quienes reconociendo que lo tienen no se adaptan a las terapias habituales para superar la adicción por diferentes motivos.

——–*******——–

ANÓNIMO

Leelo y haz de una vez por todas lo que tu y todos, aunque no lo reconozcan quieren hacer. Dejar de beber alcohol de una vez, para poder ser libre, ser feliz y ser persona. Gracias por todo.

——–*******——–

ANÓNIMO

MUY BUEN LIBRO. ME HA AYUDADO A SALIR DEL ALCOHOL DE FORMA MUY RAPIDA Y SIN TRAUMAS. AHORA HAGO MI VIDA LO MAS FELIZ DEL MUNDO

——–*******——–

FERNANDO

Es muy efectivo, te hace comprender dónde está el problema del alcohol, su terapia diferente a la de aa aa consigue hacerte volver a una vida feliz sin necesidad de volver a beber, es como una revelación.

——–*******——–

ANÓNIMO

Muy muy flojito. No me ha aportado nada de nada . Lo desaconsejo. Bajo mi punto de vista Vacío de contenido.

——–*******——–

JOSE

El libro es una guía que desde el primer momento no puedes dejar de leer, hasta llegar a su conclusión. Y funciona. Recuperas la libertad y vuelves a ser una persona. Muchísimas gracias.

——–*******——–

CARLOS MARIA SUERO MARISCAL

Ayuda, repetitivo, pero hay que poner fuerza de voluntad. Al menos te ayuda a darte cuenta del problema; y lo mejor de alcanónimos.

——–*******——–

MAITE

Puede ayudar a mucha gente
Lo he leído y dentro de unos días lo volveré a leer
Siempre hay detalles que se escapan

——–*******——–

ANÓNIMO

Me parece un libro útil que desenmascara al alcohol como lo que es…una droga pura y dura!
Recomendaría su lectura.

——–*******——–

ALEX BOLEA

Me parece bien que se le quiera dar otro enfoque a la enfermedad del alcoholismo, la cual padezco. Hace años me compré un libro con el nombre “Es fácil controlar el abuso de alcohol” de Allen Carr con casi idéntico contenido. No me gusta la soberbia con la que trata algunos temas muy serios, dando a entender que todos somos iguales y que si no “dejamos de beber” es porque no queremos.

——–*******——–

ANÓNIMO

Después de años alternando largos periodos de abstinencia con borracheras esporádicas, por fin puedo decir que soy libre totalmente. Pese a levantarme los días de resaca y jurar que no bebería mas, siempre caía de nuevo en la ocasión menos esperada. En la ultima resaca cogí este libro (he de admitir que escépticamente), pero a medida que lo leía he visto todos los errores que estaba cometiendo y la percepción tan equivocada que tenia sobre el alcohol. Se lo recomiendo a todo el mundo, independientemente del grado de adicción al alcohol que tenga(incluso si piensa que no lo tiene), que lo lea. Además se lee muy rápido.

——–*******——–

SANTIAGO

No tiene ni pies ni cabeza. Ni da verdaderos consejos ni recomendaciones. Nada de nada. Solo eso: Si quieres, hazlo.

——–*******——–

ANÓNIMO

Estoy intentando ayudar a una persona que está destrozando su vida por culpa del alcohol. He leído mucho últimamente sobre el tema y esta es una de las pocas ocasiones en las que me siento esperanzada. Esta experiencia me ha hecho reflexionar también sobre mi propia vida, pero con este libro realmente he visto con claridad como el alcohol domina nuestra sociedad, por eso lo recomendaré desde hoy mismo, y no solo a esa persona que está en el abismo.

——–*******——–

ANÓNIMO

Un gran libro para empezar un año nuevo sin alcohol y una vida sin alcohol. Sin mayor problema. Sin echarlo de menos.

——–*******——–

PEDRO

Es una pasada de libro. Dice verdades como puños y me ha ayudado a ver las cosas de forma diferente.

I.FERNANDEZ

El curso ha sido impresionante. Me ha ayudado a cambiar la percepción de las adicciones y tener herramientas para sostenerme. Una de las mejores experiencias de mi vida, salir de la zona de confort y conectar con la gente que acabas de conocer aprendiendo a disfrutar del presente.

La casa es grande, preciosa y acogedora con una excelente comida, variedad y sabores, cantidad y atención inmejorable.

ALBERTO.M

Hola Geoffrey,

me llamo Alberto y acabo de leer tu libro. Es increible lo bien que enfocas y analizas el tema,…, de verdad!!!!

En fin,…, leo mucho y es la primera vez que se me ocurre escribir al autor de un libro, pero quería compartir contigo que tu libro me ha sacado del pozo emocional en el que estaba.

Me considero muy capacitado para hablar sobre alcohol,…, y no porque sea psicólogo, que lo soy, sino porque he bebido alcohol desde que tenía 14 años, en un ambiente familiar de alcoholismos social intenso. Dejé de beber con 30 años y voví a beber a los 37 años, por lo que tu llamas un “reflejo curioso”, y desde entonces solo he tenido penosos intentos de dejarlo. Acabo de cumplir 49.

Por cierto, los 7 años que estuve sin beber fueron exactamente como tu dices en el libro,…, sin tensiones, sin sentimiento de perdida,…., lo viví como una liberación.

Tengo una vida profesional y familiar muy exitosa, pero vivo con el continuo pánico de que en cualquier momento todo va a explotar. No soy un alcóholico de esos con la botella dentro una bolsa de papel, y a veces incluso lo he deseado, para dejar de disimular y poder tener el apoyo de mi familia y amigos.

Tenía cita con un psiqiatra porque no he sabido manejar los “gatillos”, y necesitaba algún tipo de ayuda,…., la voy a anular, porque tu explicación sobre estos reflejos es lo que necesitaba saber. Siento que ya entiendo lo que me pasaba y creo que ahora voy a poder manejarlo.

En fin,…., no te voy hacer perder tu precioso tiempo,…, solo decirte que tu libro ha descubierto todas mis debilidades y me ha dado técnicas cognitivas de ayuda muy potentes.

Mi última copa me la tomé hace 3 días. Seguro.

Un abrazo.

Alberto

 

PD: Después de leer tu libro solo podía tutearte. 😉

Ernesto

Yo era fumador ocasional, al igual que bebedor, es decir, no fumaba en todo el día pero salía de trabajar y me bebía unas cuatro cervezas y fumaba unos 10 cigarrillos. Cada día siguiente me levantaba con el firme propósito de dejar de fumar, tiraba el resto de cigarrillos que habían sobrado del día anterior, pero cuando llegaba la tarde la historia se repetía, me compraba una nueva cajetilla y bebía mis cervecitas.

Corría el año 2001, cuando tomé la decisión de dejar de fumar, y no veía manera de dejarlo, porque yo soy un hombre que por narices no me gusta hacer nada, luego yo quería encontrar algún método que me ordenara mis ideas y me ayudase a dejarlo. Fue entonces cuando en una librería me encontré con el libro “Es fácil dejar de fumar si sabes como”, y logré salirme de aquella adicción.

Unos diez años después, ya no fumaba, me surgieron unas cuantas preguntas… ¿Por qué bebo?…¿Por qué tiene que tener alcohol?…¿Por qué si medio me emborracho hoy… mañana estoy de abstinencia y resaca y pasado vuelvo a beber? ¿Acaso tengo un problema con el alcohol?…¿Por qué tengo que beber alcohol con la cantidad de cosas que se pueden hacer los fines de semana y después de trabajar?… Y lo mismo que en el caso del tabaco busqué en las librerías y me encontré con otro libro de autoayuda, pero en este caso no me fue bien. Lo dejaba y volvía así una y otra vez… Fue en 2010 cuando me topé con vosotros, os compré el libro, seguí todas vuestras indicaciones y conseguí dejarlo como un año y medio o así. Luego volvía a recaer, te fui a ver en Marzo del 2012 y hasta hoy.

Yo creo que lo más difícil de dejar el alcohol, y que no pasa lo mismo que con el tabaco, es que está SOCIALMENTE ACEPTADO. No hay ningún evento, comida, fiesta, reunión familiar, reunión de amigos, etc. por pequeña que sea, que no tenga alcohol. Es lo que realmente cuesta a la gente que tiene este problema, porque el problema físico, como bien detallas tú, en tu libro, no va más allá de unos días. Lo que realmente nos atrapa o atrapa al que está dentro de esa adicción, es la misma sociedad. Me acuerdo mucho de aquellos asesinados por la inquisición por decir que los planetas eran los que giraban alrededor del Sol.

Al principio de haber dejado de beber, yo iba a comidas y la gente me decía, que te pasa ¿bebiste demasiado anoche?… Según iba pasando el tiempo me preguntaban ¿tu que eres tonto, no sabes beber un poco y parar?… más adelante No sabes lo que te pierdes no bebiendo alcohol. Yo nunca les impedí que me pusiesen vino en la copa, ya me las arreglaba yo para hacer que uno de los comensales se la bebiera. Cuando pedían el gintonic después de comer, yo decía al camarero, al oído, que me trajese una tónica sola en una copa para que pareciese un gintonic también. Ahora aquellos que me insultaban y me criticaban, ahora me respetan, me admiran y me preguntan… ¿pero tu como lo haces? Pero ninguno de ellos me pregunta en serio por tu método, así que por eso no los conoces tu. En realidad creen que hacen lo correcto.

Muchas veces pienso si Darwin tendría razón en su teoría de evolución de las especies. Yo creo que en realidad no venimos del mono somos monos, lo que nos diferencia unos de otros, es que unos monos se levantaron y empezaron a andar sobre los pies nada más, mientras que los otros siguen andando como monos, apoyándo las manos. En realidad al principio todos andábamos a cuatro patas hasta que uno de los monos se dio cuenta de que andando solo sobre los pies se andaba mejor, con el tiempo algunos le fueron imitando y aquí estamos los humanos. ¿Cuánto tendría que haber sufrido aquel primer mono para que le aceptaran andar erguido?

El otro día me encontré con un amiguete de la infancia y le conté que llevaba tres años sin beber y catorce sin fumar, a lo cual rápidamente me contestó que solo bebía los fines de semana y que fumar lo había dejado porque se lo había quitado el médico. Es como si dejas de conducir cuando no tienes puntos en el carnet, no es que lo dejes, es que no puedes. O pones gafas de sol cuando el sol te ha dañado los ojos. O te pones crema bronceadora cuando te has quemado la piel.
Van pasando los años y ves como gente se va quedando en el camino de infartos, problemas hepáticos, renales, pulmonares… y entonces sí… es cuando deciden dejar de beber y de fumar.

Yo tengo 45 años, soy Ingeniero Técnico de Minas y tengo una empresa de autocares y otra de obra civil. En este tiempo libre de alcohol, me hice Graduado en Ingeniería de Recursos Mineros y Energéticos. Estoy haciendo un Master en Gestión y Desarrollo de Energías Renovables. Toco el acordeón que había dejado de niño. Voy mucho de monte. Tengo dos hijos que van a hacer 8 y 6 años ahora en Junio, y desde luego estos para seguirlos hay que ser deportista de élite. Monto a caballo. Cocino. El día da para mucho.

Si uno se hace la pregunta ¿POR QUÉ BEBO ALCOHOL? que sepa que tiene un porcentaje muy alto de poder dejarlo. Solo tiene que tomarse su tiempo para asimilar bien tu método y lo conseguirá. Que se mire al espejo y se pregunte… ¿Por qué me trato tan mal?… ¿Acaso no veo que me estoy destruyendo?…¿Qué es que yo no puedo enfrentarme a la vida sin esta mierda?…¿Acaso la vida no me da los mismos palos beba o no?…¿No veo que el alcohol es el verdadero culpable de mis problemas y no el que creo que me lo soluciona todo?…¿Por qué hay gente que no bebe y se divierte?…¿No podré ser yo uno de ellos?…

Para mi desde luego, te has convertido en una de las personas más importantes de mi vida, sin apenas conocerte.

Gracias Geoffrey.

Ernesto.

Juan Carlos, 32 años

1-06-2017

TENER UNA ADICCION NO ES UNA ENFERMEDAD PARA TODA LA VIDA Y NO DEBERIA TRATARSE COMO TAL.

Hola quería compartir mi experiencia en vivir despierto es fácil si sabes como, después de 10 años con adicción al tabaco cocaína y alcohol, que supongo empecé como mucha gente con el tabaco después alcohol y mas tarde con la cocaína, era consumidor de fin de semana, mi diversión estaba asociada  a beber alcohol si no como pasarlo bien? Después empecé con la cocaína era un subidon de adrenalina euforia inmediata, por eso era tan cara por su gran efecto que maravilla pensaba entonces, así durante años cada fin de semana,luego lógicamente ya no podía de dejar de consumir  2 o 3 veces a la semana ya se había convertido en un problema muy serio, ya que aunque consumas poco también tienes un problema este concepto en la sociedad esta mal interpretado, yo ya estaba  muy depresivo problemas económicos de pareja familia  etc.

Ya que la droga legal llamada alcohol o cualquier droga ilegal te arruina la vida, entonces decidí pedir ayuda en grupos de terapia centros de drogodependientes,es un tipo de programa que eres un enfermo para todo la vida,pero que no pasa nada es aceptarlo y ya esta,y en 1 o 2 años volverás a recuperar tu vida allí te comprenden te sientes protegido, yo  solo aguante unos meses no estaba del todo de acuerdo aunque lo respeto, y hay gente que sale y vuelve a tener su vida sin drogas pero en mi opinión con una visión de enfermo adicto para toda la vida siempre vivir alerta, después de esto conocí es fácil si sabes como y vivir despierto con Geoffrey, primero el libro y deje de fumar lo que era muy muy difícil en recuperación en el centro donde estava,es mas no te lo aconsejan,con este metodo  fue increíble incluso disfrute del proceso de dejarlo, luego vino es fácil de dejar el alcohol si sabes como, también valido para cualquier droga, fue increíble de golpe empecé a entender muchas cosa y conocimientos que te hacen despertar, lavados de cerebro a los que estamos sometidos día a día, no tenia miedo ni sentido de sacrificio por ninguna droga legal e ilegal,  es verdad que mas tarde con una mala racha personal sentía que mi cabeza me seguia jugando malas pasada y decidí hacer el programa competo con Geoffrey, una charla de 3 horas,después  fui a Cantabria un día completo mas los 4 dias del curso socorro no puedo parar de pensar  con el, donde te acabas liberando 100%  de toda esa falsa carga que llevas de adicto, no tengo palabras para expresar como volví a mi casa, vivo totalmente libre, y los mas importante sin sentimiento de sacrificio ya que no he sacrificado nada, os recomiendo el libro del tabaco del alcohol  el programa completo con ellos, daros la oportunidad por favor, a mi me cambio la vida y no soy ni peor ni mejor que nadie, cualquier adición es terrible sea droga legal o ilegal cuando estas dentro, pero cuando sales con vivir despierto es fácil si sabes como piensas como podía estar dentro que absurdo, espero que os sirva para que os animéis si os parece  caro es el mejor dinero invertido de vuestra vida.

Gracias a Geoffrey por hacer que a partir de ahora viva despierto con el mejor método del mundo.

ES FACIL SI SABES COMO

Un abrazo

CONCHA

Soy Concha. Quiero decirte que nunca me había sentido antes tan feliz, salvo con el nacimiento de mis dos hijos. Me despierto y me siento eufórica. Ayer fue un día muy importante para mi. Estuvieron como te conté, mis amigos en mi casa en una comida que empezó a las 14 h y terminó a las 11 de la noche. No se paró de comer y de beber alcohol (ellos , claro! ). Además de que en ningún momento tuve tentación me permitió esta ocasión de observar y corroborar muchas de las cosas que me hablaste. Sentí cierta compasión por ellos, sus voces cada vez más altas, sus miradas, sus lenguas de trapo… aunque sí hubo quien se sintió algo más cohibido por mi decisión (Mi mejor amiga) y me miraba de reojo cada vez que se servía hasta que como yo, pasó al agua. Me figuro que al llegar a su casa se tomaría unas cuantas copas, je je. Jeoffrey, lo mejor de todo es que me siento segura, ya no tengo nada de miedo y soy muy muy feliz. Me siento además muy afortunada por haberte conocido. Muchas gracias. Un abrazo.

CRISTINA

Creo, que cuando yo empecé a beber, pensaba al igual que casi todo el mundo piensa, que beber alcohol era normal, y que era totalmente controlable. ¡ No tenía ni idea del pozo al que iría cayendo poco a poco !. Empecé como casi todo el mundo, el fin de semana cuándo salía por la noche, que era de ciento a viento.Posteriormente, empecé a beber vinillos por las tardes del fin de semana, ya que era lo más barato( entonces costaba el clarete 10pts ) y no me alcanzaba la paga para cubrir mucho más. Recuerdo que llego un día que estaba estudiando un examen para la carrera, estaba cansada, nerviosa y con bastante ansiedad; de repente me vino a la cabeza la idea de una cervecita, núnca había bebido en casa salvo celebraciones, y menos en mitad de horas de estudio. Abrí el frigo y me la tomé. No me vió nadie, pero noté que me quedé más relajada .Esto me sirvió para adquirir una conducta aprendida; situación de ansiedad- cerveza que relaja. Yo ya soy una persona bastante ansiosa de por sí y a esto se unió un cáncer bastante temprano de mi Madre y una relación sentimental terrible, que hundió mi autoestima en el subsuelo. Así que en muchas situaciones aun siendo bastante joven ya recurría a beber para aliviar toda mi tristeza (alivo que era volver a casa medio cao sin nada solucionado). Todavía en esta situación seguía pensando que entraba dentro de la normalidad. Por aquel entonces yo salía mucho con una amiga que bebía casi a la par que yo, aunque yo me tomaba 2 cervezas ó 2 copas mientras ella se tomaba una. Ya no me gustaba mucho quedar con amigas que no bebían, pues me sentía incómoda. También pensaba que la persona que no bebía era un poco sosa y siempre la animábamos a tomar algo. Llegó la época de las bodas de las amigas, de las cuales recuerdo de todas el principio, pero de casi ninguna el final. Y lo que es peor no me acuerdo de muchas cosas que pude decir o hacer, ya que no era yo laque controlaba mis actos sino el alcohol. Por fin me tocó el turno y me casé yo. Hoy tengo 2 hijos y 8 años de matrimonio estropeados en buena medida por el alcohol. Al principio de mi matrimonio, salíamos todos los días y muchos cenábamos fuera, creo que más por el beber que por el comer. Yo con 2 copas de más me volvía agresiva verbalmente y le increpaba a mi marido todo lo que me daba la gana. Así el respeto mutuo dejó de existir y nuestra convivencia no servía más que para hacernos daño. Tuvimos la primera hija, cuando todavía la pareja no estaba tan deteriorada y la segunda vino por no tener una hija única. Recuerdo que al enterarme que estaba embarazada, me fastidió pensar que no podría beber en los nueve meses más la lactancia, a pesar de que me hacía ilusión tener un segundo niño. Después de las niñas ,mi adicción fué creciendo, me daba cuenta que estaba cansada, tenía menos paciencia, y pagaba mis muchos problemas enfadádome con ellas. Yo trabajaba y mientras tuviera que mantener la compostura no bebía, por lo menos demasiado. Hoy me doy cuenta , que yo noto el olor a alcohol en la gente, aunque tan sólo haya tomado una cerveza. Pero entonces, me autoexcusaba y pensaba que los demás, mientras no hubiera bebido mucho no lo notarían. Me gustaría saber la realidad; o quizá NO. Entonces me preguntaba también, por qué las niñas preferían a su padre,pese a estar conmigo casi todo el día. Hoy lo sé, de hecho las noto mucho más cercanas a mí ahora y si por lo que sea falto, me reciben con los brazos abiertos y un montón de achuchones. Una de las cosas que más me pesa de mi adicción al alcohol y que nunca voy a saber, ni a poder echar marcha atrás es , cómo les han podido influir mis reproches y si he causado en ellas inseguridad e incluso baja autoestima. Sea lo que sea, gracias a Dios, he salido de ese pozo y todo lo que esté en mis manos para enmendar mi espantosas actuaciones, cueste lo que me cueste, lo haré; ya que con la adicción al alcohol, además de muchos daños persolales, creas múltiples daños colaterales. Ya era consciente de que tenía un problema muy serio, que interfería en todo en mi vida, pero no era capaz de recurrir al único sistema para dejar el alcohol que conocía , que era A.A. Me moría de verguenza pensando que mi condición de lo que por entonces yo creía “alcohólica” se hiciera pública en mi entorno. Tuve la suerte de dar con este sistema, en el que te hacen ver la realidad del alcohol, que es una droga tan extendida que la mayoría de la gente no la ve como tal. Asistí a una charla y ¡ Oh , sorpresa ! , la gente que estaba allí, era NORMAL. Una médico, un dentista, una psicóloga… etc y yo. Me sentí arropada y cómoda al poder contar mi experiencia y que se me entendiera y no se me viera como un bicho raro, sino como una persona que afortunadamente se había dado cuenta de que el alcohol estaba destrozando a ella y a los suyos la vida, y que quería poner fin a aquella adicción. Necesité un refuerzo pues recaí al poco, quizá porque en el fondo seguía creyendo que si otros pueden controlar yo también y que por una sóla cerveza no pasa nada, y me volví a poner en le cuerda floja y me volví a caer. Pero como mi cofianza en Geoffrey y su método es plena, me puse de nuevo en sus manos, hasta que conseguí dejar de ver el alcohol comoalgo que me proporciona ALGO, porque la realidad es que todo lo que me ha proporcionado hasta ahora es un ASCO. Al dejar el alcohol se me abrió el cielo y además no me resultó dificil, ni tengo que estar evitando situaciones, ni nada parecido; es más estoy terminando de escribir esto trás una cena con amigas en la que me he reido como núnca, he dado rienda suelta a mi desparpajo y todo esto…….SIN ALCOHOL. Por eso puedo escribir, de otro forma estaría cayendo medio desmayada en la cama de cualquier manera. Al librarme de esta pesadilla; me dï cuenta; aunque parezca cursi de lo bonita que es la vida: disfruto de cada instante y aprovecho el dïa desde que me levanto hasta que me acuesto. Disfruto si voy en bici con las niñas, porque tengo energía, no cómo antes que tenía que sacarla de dónde no había, ya que se la habían consumido las 3 cañitas de antes o las del día anterior. Disfruto del trabajo, no tengo que disimular con la interina, ni con la vecina, ni con mi marido ( al que no he conseguido engañar núnca ). Y no me tengo que sentir como una mierda, ya que aunque tuviera valores, todos estaban emborronados por MI AMIGO EL ALCOHOL. Gracias Geoffrey, porque con tu ayuda me has devuelto la vida . En casa la relación con mi marido ha cambiado de parte a parte, no somos una pareja ejemplar , pero vamos por mucho mejor camino. Ahora parecemos una familia y yo noto que mis hijas están sensiblemente mejor. Y sobre todo, he vuelto a valorarme y a quererme, porque estando más o menos bien conmigo, es la única manera en la que puedo estar bien con los demás. Sólo tengo una cosa que lamentar, y es no haberme dado cuenta antes. Gracias también Geoffrey, por haberme llamado valiente al atreverme a dar el paso que otros, aún pensando que deben, no lo dan. A la gente que está en la situación que yo estaba ( que yo sé que es mucha), les animo a que saquen valor y lo enfrenten, nadie te va a señalar; y aunque lo hagan, no hagas ni caso porque se va a hacer de “día” para tí y los tuyos. Podemos volcar nuestra vida completamente en muchas personas o actividades que merezcan nuestra atención, pero no en esta droga tan extendida que no nos lleva más que a la autodestrucción. Escribo esto, porque es una pequeña muestra de todo lo que tengo que agradecer y no se me ocurre mejor manera. Un abrazo. Cristina

HELENE

… Yo bebía vino tinto todos los días desde mi juventud (hace 35 años más o menos). Pensaba que no podría vivir sin mi ritual de copitas antes de cada cena y, los fines de semana, en cada comida también. Creía que esto hacía parte de mí y que me moriría con una copa en la mano…. Pero, a la vez, me sentía muy culpable de esta necesidad absurda y mi salud no era tan buena como antes. En realidad, sufría mucho de no poder dejar el vino. Un día, un amigo me hablo de Geoffrey y mi destino cambió del todo: en una sesión de más de 6 horas, tomé la decisión de no beber nunca más… Y así fue. LLevo tres meses sin beber y lo mejor de todo, sin sufrir desde el primer momento, sin tener ningunas ganas de vino. Me encuentro por fin libre de este horrible adicción gracias al excelente trabajo de Geoffrey. GRACIAS mil veces.

CONCHA

Hola Jeoffrey, Te escribo para informarte que todo está bien, sigo sin beber y estoy muy contenta porque no sólo he estado en situaciones algo estresantes sino que no creía que fuera a ser tan fuerte la presión social y de amigos: ” Tú estás loca” ” entras en el grupo de los aburridos que no beben” etc. etc. pero mi decisión me ha hecho fuerte y me siento muy segura en otros aspectos de mi vida al ser capaz de afrontar estas presiones con una sonrisa en los labios. También quería decirte que me levanto por las mañanas con dolor de cabeza y quería saber si esto es normal y si sabes más o menos cuanto dura, no porque me agobie sino por información. Gracias de nuevo. Un abrazo.

GERMÁN

Hola Geoffrey. sabes qué? que lo mas importante de esto es que el tiempo que llevo sin beber me da igual,no lo cuento solo cuento lo que estoy disfrutando ahora de la vida..y valoro mucho mas todo….es increible el tiempo que he destruido haciendo lo que hacia…cada dia que pasa me doy mas cuenta pero como es algo que no volvere a hacer nunca no le doy importancia,entendi perfectamente el problema y se que hay gente que no lo tiene ni lo tendra,lo importante es saber que los que lo hemos tenido y no lo tenemos tengamos muyclaro que no existe la opcion de beber un poco,no se puede desaprender a andar en bici..jajaj y no hace falta estoy muy contento de haberte llamado ese dia y doy gracias a dios por haberme hecho darme cuenta y tomar la decision ,es lo mas importante que he hecho en mi vida y sabes que?que es curioso lo mas importante es dejar de hacer algo que te hace mal..esridiculo.. salud. ah baje 11 kilos y estoy corriendo 15 km diarios…la empresa va genial(si hubiera seguido hubiera cerrado te lo aseguro..todo es positivo en esto)y estaba tan cerca…

ESTRELLA

Hola para todos los que lean estas líneas, las escribo para decir que desde que deje el alcohol mi vida es vida lo cual antes de tomar esta decisión estaba malviviendo y hundiéndome sin darme casi cuenta y con ello a los que me rodeaban por ello cuando tome la decisión de dejar el alcohol fue como una iluminación porque no sabía estar en sociedad si no tomaba una copa, dos tres hasta llegar a la embriaguez.

Y mi persona cambiaba de ser una mujer encantadora a una bruja mala e insultona que no me importaba nada, he de decir que cuando fui a ver a Goeffrey estaba con un miedo espantoso que no he vuelto a sentir nunca más y era el temor de no poder dejarlo y sentirme defraudada por mí misma.

Pero he de decir que cuando salí de la charla me sentí renovada orgullosa de haber sido capaz de hacerlo y con las ideas muy claras tan claras que ya hace tres años que no bebo y sinceramente cuando huelo el alcohol me dan nauseas esincreíble pero cierto yo que nunca tenía bastante alcohole en el cuerpo siempre quería más y más.

La verdad es que desde que no bebo alcohol soy una mujer nueva, con valores que antes no me daba cuenta que tenía. Y además mis amigos y familia aparte de estar orgullosos de mí, me valoran más, cosa que es muy importante para mí.

Solo me queda decir que la vida sin alcohol tiene sentido algo que antes no valoraba.

Un saludo cordial para todos.

PABLO

Nii un solo aspecto de mi vida ha sido mejorado por el alcohol y muchos aspectos han sido mejorados desde que dejé de beber alcohol. Al darme cuenta de esto, mi vida ha cambiado radicalmente. ¡Soy libre! Gracias.

RAFA

hola os escribo para comentaros que estoy muy contento de haber dejado el alcohol porque me siento una persona muy libre y segura cosa que antes no sentía. He observado otros bebedores y siento vergüenza ajena de cómo era yo antes ya que realmente no me daba cuenta de ello hasta ahora y por ello te doy la gracias de haberme abierto los ojos y ver la realidad de la vida.

Un saludo muy cordial y que sigas ayudando a muchas personas que deseen dejar el alcohol y vivir la vida de verdad.

MARINA

Hola. Hace más de un mes que dejé de beber alcohol. Rhea y Geoffrey tuvieron mucho que ver en
ello, ya que su terapia me ayudó a dar el paso definitivo. Mi recomendación para todos aquellos que estáis preocupados por este tema, es que seáis muy conscientes de que el alcohol es un tema que os preocupa, sed sinceros con vosotros mismos. Haceros esta pregunta ¿Te imaginas tu vida sin consumir alcohol?. Si la respuesta es no, quizá sea el momento de daros un oportunidad para cambiar las cosas. En mi caso, a través de la terapia con Geoffrey y de los buenos consejos de Rhea me hicieron ver el alcohol desde una perspectiva diferente, por lo que dejar de consumirlo no resultó un sacrificio.
Soy una persona escéptica, y desconfiaba de su programa para dejar de beber. Sin embargo, su
terapia resulta muy útil porque invita a la reflexión y desmonta muchos estereotipos sobre el alcohol en general y el alcoholismo en particular. Estas falsas creencias han provocado lo contrario, que
mucha gente crea imposible abandonar la bebida.
Pero no es cierto y su terapia así lo demuestra.
Quiero añadir también que tanto Geoffrey como Rhea son 2 personas de una calidad extraordinaria que me hicieron sentir muy cómoda en todo momento, así que no puedo por menos, que darles las gracias por todo, desearles que les vaya muy bien y que todos sus proyectos sigan adelante.
Salud!!

INÉS

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS y un millón de veces gracias, es lo que tendría que dar por haber tenido la oportunidad de conocer esta magnifica experiencia a la FINCA LAS BARDAS.

Acudí allí con animo de superar mi adicción al ALCOHOL. Algo que me estaba suponiendo un deterioro , tal que mi vida para ,mi ya no tenia fundamento alguno.

Tal adicción estaba descomponiendo a familia, mis hijos estaban tristes y preocupados, mi marido estaba hecho añicos, pues ya no sabia que hacer para evitar en mi este comportamiento.

Siempre me he sentido una persona mas o menos inteligente., pero por culpa DE MI AMIGO EL ALCOHOL, , me sentía incapaz de seguir con mi vida medianamente normal.

Comprobe que mis cualidades en mi trabajo estaban por los subsuelos. No era capaz de llevar la administración de nuestro negocio familiar.

Estaba totalmente perdida e inutilizable.

Cerre mi circulo de relaciones sociales., bueno no lo cerre, mas bien termine con todas ellas, pues me sentía incapaz de relacionarme con el mundo, sabiendo que tenia unos tragos de mas

Y lógicamente esto se apreciaba.

Ante tales sentimientos de miedo e inseguridad tope con LA FINCA LAS BARDAS, y me puse en contacto con ellos. Primero hable con RHEA. Y al dia siguiente se puso en contacto conmigo

Geoffrey .

Decidi ir a probar, y si esto me daba una oportunidad de recuperarme, estaría< magnifico.

NO HE HECHO NINGUNA COSA MAS ACERTADA EN MI VIDA.

Empezar por mis sentimientos y sensaciones. Fue una experiencia tal que no hay palabras suficientes en el diccionario para hacer una buena descripción.

No solamente de allí con una total y definitiva decisión de no volver a tomar ALCOHOL, (porque no quiero, no porque no puedo), si no que me encontré una mujer nueva.

Me encontré con que soy mucho mas feliz, que disfruto de todo lo que a mi alrededor transcurre, estoy mas tranquila, observo cosas que siempre han estado ahí, pero que no era capaz

De verlas. Es como si mi mundo hubiera cambiado. Observo, veo, siento, y vivo cada minuto con una alegría y felicidad completa. No quiero decir con todo esto que mi vida se halla convertido en un camino de rosas, me encuentro con dificultades y problemas como todo el mundo, pero mi actitud a la vida es

Distinta.

He aprendido a ver la vida de una forma distinta, lo cual me da una visión y una actitud, mucho mejor., mas saludable, y con mas vida.

En definitiva, no intento contar cuentos , tan solo cuento una experiencia MAGNIFICA. Una experiencia que me ha hecho revivir EXTRAORDINARIA.

Tuve la suerte de además de las personas que llevaban a cabo esta vivencia tan espectacular, nos juntamos un grupo, francamente fenomenal.

Los recuerdo con un gran cariño, bueno no solamente los recuerdo, procuro mantenerme en contacto con gran parte de ellos.

También tengo que aprovechar estas líneas, para AGRADECER a mi familia.sobre todo a mis hijos y mi marido, por su comprensión, su infinito apoyo, y todo su gran cariño

Ademas de las gracias, pedirles perdón por todo lo que les he hecho sufrir.

Y ahora me voy a meter con Rhea y Geoffrey. LO MAS DE LO MAS.

Si decides ir a conocerlo, te digo.

EL SITIO. Un paisaje idílico

LA CASA. Fantástica.

LA GENTE. MARAVILLOSA

Lo convierten todo, el paisaje, la casa, la convivencia. Todo en algo extraordinariamente fantástico

Te adentras en la casa y respiras. Paz, tranquilidad, amor, dulzura, cariño ………

Las personas que la habitan son las que hacen sentir tales sentimientos.-

Ademas tengo que informaros de que la cocina es el no va mas.- Cocina sana y con mucho amor, a pesar de ser sana puedas pensar, que no es agradable ni apetecible, NO TE EQUIVOQUES, ES FANTANTICA, RIQUISIMA. De echo yo he cambiado unos cuantos hábitos de comida a raíz de conocer las fantásticas recetas de RHEA.

GRACIAS RHEA, GRACIAS GEOFFREY, Y GRACIAS A KIRA , LA DULZURA PERSONIFICADA.

De todas las formas. No os deshacéis de mi. PIENSO VOLVER. INES.- BESOS Y ABRAZOS

SARA

Yo he bebido durante casi 20 años. Cuanto contacté con Geoffrey ya había mirado miles de blogs en internet, consejos, precios y tenía toda la información. También había pensado durante mucho tiempo que yo no necesitaba ayuda y que esto de la adicción al alcohol es algo que les pasa a los demás, que yo podía dejarlo sola.

La sensación de encontrarme en un bucle del que no podía salir diciéndome cada día, hoy lo dejo, mañana lo dejo….y la angustia que esto me producía me guió tras leer el libro de Geoffrey Molloy a llamarlo. En la primera llamada recuerdo que se me caían las lágrimas de la vergüenza que sentía de mí misma.

Geoffrey me han hecho sentir desde el primer minuto una persona que no tiene problemas, sino que el problema es el alcohol. Tras la primera charla salí con una sensación de paz conmigo misma que no sentía hacía años, no me sentía culpable y parecía que había recuperado el poder de coger las riendas de mi propia vida. Con sus consejos y sus pautas he conseguido ver la realidad del alcohol y poder dejarlo de una forma fácil y lógica.

No pienso en el alcohol, he retomado mi vida con sus pros y sus contras pero desde la perspectiva de estar presente en todo lo que hago y con salud. Realmente ha sido fácil después de hablar con Geoffrey.

Recomiendo de corazón esta terapia a todas las personas que estan hartas de pasar su vida con un vaso de alcohol en la mano, y que beber se haya convertido en el eje principal de todo. El resultado es recuperar tu propia vida, y no puede haber mejor resultado que ese.

Gracias Geoffrey y Rhea de corazón por lo que hacéis.

J.C.R

Gracias Geoffrey, Muchas Gracias, por Ayudarme en mi práctica, por ayudarme a definir de modo sencillo y eficaz el Valioso Momento del Ahora y de ayudar a los demás a Tomar conciencia de ello compartiendo tu ejemplo y enseñanzas, tus observaciones de lo cotidiano tu ayuda a explorar dentro de nosotros mismos.
Gracias por hacerme revisar mi método y volver a tomar contacto con mi “realidad” con las necesidades incompletamente o equívocamente, satisfechas.

Gracias por tus formas asépticas y limpias de doctrinas o tendencias, Gracias por la frescura que transmites y por la calidez con la que transmites tu ejemplo a tus alumnos.

Todas aquellas personas que comiencen este Auténtico Viaje a la Realidad sin apegos, serán, mejor Seremos muy Afortunados por que con tu mapa e indicaciones concisas, claras y sinceras, sabremos donde vamos, solo será nuestra decisión y trabajo que realicemos el que nos haga llegar al Destino elegido, seremos los culpables de nuestra Felicidad si continuamos con el trabajo que nos has dado .

Un fuerte Abrazo Geoffrey

P.D.: Podría escribir un libro de agradecimientos puesto que Llevo Viviendo sin alcohol casi cuatro años y sin fumar casi tres, y todo os lo debo a Vosotros, ya que el Vivir sin esas condenas, tal vez no hubiera sido posible si no hubiera descubierto contigo y con Rhea la Libertad y su cercanía en mi mismo de Vuestra Mano.
Si en algo pudiera ayudarte o aportar, no dudes en comunicarte conmigo, para mi es un Placer y Honor Geoffrey.

JUAN CARLOS MARTINEZ

Gracias Geoffrey gracias a tus vídeos y tu Libro desperté y me desganche por fin de mi adicción al alcohol ETERNAMENTE AGRADECIDO…
Juan Carlos…