Testimonios 

Aparte del trabajo que realizamos en empresas, muchas personas acuden a nuestros programas – normalmente por recomendación. Algunas personas han querido compartir su experiencia…

Son opiniones y hay que verlas como tales… (no hemos corregido los errores ortográficos.)

EDUARDO LUNA

Hola Rhea que tal estas? Soy Eduardo Luna, no se si te acordaras de mi, estuve contigo en Madrid el día 24 de Febrero, el chico que le regaló la terapia su mujer, te escribo para volver a darte las gracias por todo lo que hiciste ese día por mi, son ya casi 10 meses los que llevo sin fumar y cada día que pasa soy más feliz, tu no solamente me ayudaste y enseñaste a dejar de fumar, eso fue sólo el primer paso, desde aquel día mi vida a dado un cambio radical, este año puedo decir que realmente e disfrutado de mis vacaciones, no estaba atado ni tenía la dependencia que el tabaco me daba, recuerdo que lo primero que hacía antes cuando llegaba a un sitio de vacaciones era recorrerme todos los bares y hoteles para ver donde podía comprar tabaco y no alejarme mucho de ese sitio por el miedo de quedarme sin tabaco y no encontrar donde comprar, este año…..No se como describir la sensación, lo primero que hice fue salir al balcón y ver el paisaje, perder mi vista en la inmensidad del océano, perderme con mi mujer por las calas y los paisajes que nos regala la naturaleza, y en esos momentos ni tan siquiera me acordaba del tabaco, y a sido hoy cuando me e dado cuenta, porque desde que me quite la venda, como tu nos dijiste, salía cada día con la bici y me sentía vivo, libre, es algo difícil de expresar, y hoy al estar el día lluvioso y no poder salir con la bici, e recordado y e pensado, antes el tabaco me evitaba salir con la bici, ahora es sólo una tormenta, algo pasajero que hoy viene y mañana se va, pero la adicción……esa adicción que yo tenía, nunca se iba y no era capaz de quitármela y ahí es donde tu me ayudaste, en ese momento en ayudarme a liberarme de esa adicción que aparte de matarme me evitaba ser feliz y robar parte de felicidad a mi mujer.

Gracias Rhea gracias de corazón.

FRANCESC

Hola reina, soy Francisco o Frances, el chico que estaba el primero por tu derecha cuando hicimos lo del tabaco en Sandvik. Bueno esto es la bomba, 15 días y sumando sin humo…

Te para comentarte que he empezado otra vez con el running y la bici y los sábados hacemos tirada larga. Decirte que he vuelto a mis 42 pulsaciones en reposo. Lo llevo muy bien, no he dejado de tomar las cervezas pertinentes con los amigos y hago vida normal pero sin el cabroncete. Bueno no me enrollo más, que gracias por todo y que sepas que aguanto como un campeón y que siempre digo que puedo fumar pero no me da la gana….

Thank you for all you are the best

PEPE

Buenos días Rhea, sigo muy bien, ya ni me acuerdo del tabaco, ahora solo viene a mi mente para recordar lo mal que estaba antes y el tiempo que he estado envenenándome y quemando el dinero. Gracias por ayudarme a dejar de fumar.

EDUARDO

Hola Rhea, buenas tardes. Soy Eduardo, no se si te acordarás de mi, estuve el martes pasado contigo en Madrid, solo quería decirte que tu terapia ha sido fabulosa, quería agradecerte que me hayas ayudado a dejar de fumar y curarme de la adicción que tenia hacia el tabaco, después de una semana sin fumar me siento una persona libre, no solamente eso, me siento mucho más seguro de mi mismo y me quiero mucho más a mi mismo que antes, no imaginaba que fuera tan fácil dejar de fumar con tu método y era eso, agradecerte lo que me has ayudado, muchas gracias por hacer que mi vida se más sana y ayudarme a ser más feliz. Gracias de corazón.

JUAN CARLOS 25/02/2015

Hace más de 6 años dejé de fumar gracias a vosotros y al plan de prevención impulsado por mi empresa (ORANGE).
Hoy día no solo recuerdo con agrado el momento en que dejé de fumar gracias a la facilidad de trasmitir “la simple realidad de por qué fumaba” de Geoffrey sino que muchos de sus mensajes los
aplico en mi día a día. Solo quiero daros las gracias por lo que me trasmitisteis y por mi salud y la de mi familia. GRACIAS

MIGUEL 18/07/2011

Hace ya mas de año y medio que deje de fumar gracias a una charla que fui en Madrid. La verdad al principio pensaba que seria muy dificil lo habia intentando muchas veces y me era imposible no conseguia aguantar mas de un dia sin poder dejar de fumar, hasta que un amigo me hablo de las charlas y decidi a ir y probar. Y tengo que reconocer que fue lo mejor que pude hacer ya que sali directamente sin fumar y los dias siguientes pasaban sin necesidad de volver a echarme un cigarro a la boca y lo mejor de todo no había mono era tan imperceptible con el pellizco de un niño pequeño. Yo lo aconsejo a todo el mundo si quieres dejar de fumar y ves que no puedes intentalo merece la pena.

KIKE 28/06/2012

Hola Rhea: Es más que probable que no me recuerdes, pero casi me “contratas” el 16 de Abril, como colaborador tuyo en Vitoria. Ese dia no se me olvidará en la vida, fué el dia que volví a la vida, a quitarme de mi cabeza pensamientos raros que me estaban atormentando y miedos también por supuesto. Fumaba casi 2 paquetes, anteriormente había dejado de fumar con vosotro, pero caí en la tentación y empecé a fumar de nuevo. Ahora me veía incapaz, sin fuerzas para dejarlo, aunque deseaba dejarlo, por mis hijos… porque deseo verlos crecer, deseo que tengan un padre sano y que no sufran el terrible dolor que supone ver morir a alguien por culpa de esa mierda. Ahora que lo he conseguido, soy muy feliz, mi cuerpo ha experimentado cambios realmente sorprendentes… no me canso como antes, no tengo esa tos asquerosa, respiro perfectamente, subo escaleras y cuestas con mucha facilidad, mi aliento no huele a tabaco , mi ropa tampoco, mi piel tampoco, mi pelo tampoco, y sobre todo, he recuperado una actividad física que creia perdida para siempre, además mis hijos cuando les beso o los abrazo, porque soy muy besucón, no me han vuelto a decir “ PUAGGG, QUE MAL HUELES AITA”, eso para mi es maravilloso. Desgraciadamente he visto a personas de mi familia y amigos, morir por culpa de esta mierda…no quiero que eso me pase a mi, con esto he dado el primer paso para que ello no ocurra..espero que sea así. Te estaré eternamente agradecido Rhea, muchas gracias por darme otra vida. Sinceramente agradecido.

KASJA 03/06/2011

Nunca pensé que iba a lograrlo.

RAÚL POZO 18/02/2011

HOLA ESTOY MUY CONTENTO PUES HACE TRES MESES QUE HICE EL CURSO PARA DEJAR DE FUMAR Y LO HE CONSEGUIDO GRACIAS A VOSOTROS, AHORA NO VIVO ENCADENADO A ESE VICIO TAN ABSURDO QUE ME TUBO ENGANCHADO DURANTE MEDIA VIDA TENGO 44 AÑOS Y EMPECE A FUMAR CON 13 MAS O MENOS HE LLEGADO A FUMAR DOS CAJETILLAS DIARIAS, POR LO TANTO YO TAMBIEN ERA DE ESOS QUE DECIAN YO NO PUEDO PERO SI PUDE Y AHORA ME CONSIDERO UN NO FUMADOR Y MUY CONTENTO.AL QUE DE VERDAD QUIERA DEJAR DE FUMAR OS RECOMIENDO EL CURSO PUES SI A MI ME A FUNCIONADO SEGURO QUE A VOSOTROS TAMBIEN, UN SALUDO A TODOS Y ANIMO.

BEATRIZ 30/01/2011

Hola, soy Beatriz de Valencia. Acudí el día 20 de noviembre del 2010 a la charla con Geoffrey, y desde entonces estoy sin fumar. Gracias. Ahora después de algo más de 2 meses puedo decir que la nicotina crea dependencia, y que se puede salir de ella. De las veces que he dejado de fumar, ésta parece ser la definitiva…. lo creo de verdad, pues no he tenido que poner tanto énfasis en la fuerza de voluntad, sino en convencerme SIN MIEDOS.

CARLOS ZARAGOZA 26/10/2010

Rhea, soy Carlos. Superado ya el mono de la nicotina, cada vez me encuentro mejor. De vez en cuando me acuerdo, pero es solo un segundo. Me miro mi reloj nuevo, y se va. Saludos.

SANTIAGO 21/07/2010

Hola Rhea, buenas tardes. Empece a fumar a los 15 años y actualmente tengo 64, habia intentado en múltiples ocasiones dejar de fumar, pero sin exito. Me apunte a vuestro cursillo, hace ya cuatro meses y de momento y esta vez estoy convencido que me he convertido en un ex fumador y me siento muy feliz por ello. Te envío este correo como agradecimiento por la gran ayuda que significo vuestra terapia para conseguir el vencer esta lamentable adición. Sin otro particular, esperando que mi testimonio pueda servir de ayuda a otras personas. Un cordial saludo.

FRANCISCO JAVIER RUIZ 13/04/2010

Estimada Rhea, Vuelvo a contactar con ustedes, después de haber dejado definitivamente de fumar ya hace bastantes semanas (desde el 17 de febrero). Desde entonces, además de no aumentar de peso, me he permitido varias licencias y gustazos, que antes dificilmente podría haber disfrutado atado al cigarrillo. Entre estas experiencias ha sido poder viajar al extranjero sin necesidad de llevar tabaco de repuesto. Estuve 4 días en Bruselas (dos de trabajo y dos de placer), y no sentí en ningún momento la necesidad de depender de la chimenea. Es más, los dos días de placer, prácticamente me recorrí los edificios más importantes de Bruselas sin prácticamente ningún esfuerzo. En el pasado, cuando era fumador, me hubiera costado bastante más y no hubiera aguantado todo el día andando. También realicé un viaje de placer a Berlín, y realmente ahí me di cuenta de lo bello que es disfrutar de la vida sin necesidad del tabaco. Y eso que los berlineses fuman mucho y beben más. Pues diariamente calculo que podría andar en torno a unos 10 kilómetros sin ningún esfuerzo, incluyendo cruzar el Tiergarten desde el Parque Zoológico hasta la isla de los museos. Pero el gran avance se dió en mi tercer viaje de placer, cuando he estado en Extremadura. Concretamente, en el Valle del Jerte. Un paisaje idílico donde me atreví con un amigo a realizar la Ruta de la Garganta de los Infiernos. Lo increible de todo es que, sin ningún tipo de esfuerzo, con subidas y bajadas y un relativo esfuerzo o forma física necesaria, no tuve problema para hacer esta ruta de 7 horas. De nuevo, mis agradecimiento a usted y a Geoffrey por el libro. Me resultó de una gran ayuda para reforzar los conceptos del libro de Carr. Me acordé de ustedes cuando en una cena de trabajo en Bruselas nos pusieron como postre el mango, que nunca había probado anteriormente. No duden en contactar conmigo para cualquier cosa. Muchas gracias por su atención, Fran Ruiz.

MARTA 19/03/2010

Yo comencé a fumar con 13 años, como mucha gente empezamos comprando un paquete para todas mis amigas. Conociendo mi carácter bastante impulsivo y nervioso, les comenté a mis amigas que yo no quería empezar porque sabía que me iba a enganchar. Y así fue,pero en ese momento no comprendía muy bien a que grado de enganche puedes llegar. Durante muchos años seguí fumando con un sentimiento contradictorio; por un lado sabía que debía dejarlo y por otro, como a todo fumador le ocurre, estaba convencida de que era un gran placer, que me encantaba fumar y que dejarlo sería un gran sacrifio y una vida en la que cantidad de situaciones que disfrutaba hasta el momento, sin el tabaco no tendrían sentido. Esto me provocaba miedo y sólo pensar en dejarlo mucha tristeza y ganas de llorar, lo juro. Poco a poco mi adicción iba creciendo, cada vez me costaba más estar en sitios dónde no pudiera fumar . Si mi hermano nos invitaba a cenar a su casa, yo iba de mala gana, sabiendo que no podía fumar dentro y tenía que salir al balcón pasando un frío horrible y además ,fumando apartada de la situación de charleta o sobremesa.Si estaba estudiando y me quedaba poco tabaco era incapaz de concentrarme hasta que dejaba todo y me iba a comprar más; he salido de casa a las 2h. de la madrugada en pijama con una gabardina por encima. Soy enfermera, y claro, aunque era una época en la que se podía fumar dentro de los Hospitales, era imposible al ritmo que yo lo hacía, por lo que al salir era como una especie de chimenea, ya que me fumaba de seguido todo lo que me había reprimido en esas horas. A veces al salir de trabajar solía darme una ducha si iba a dar una vuelta a la noche, y en una ocasión me encontré dentro de la ducha con un cigarro, por no hablar de la de veces que he encendido un cigarro teniendo otro en el cenicero o la de veces que he tenido que volver a casa porque no sabía si había apagado el cigarro.En fin un HORROR. Durante todo este tiempo, yo iba haciendo intentonas para dejar de fumar, siempre con ayuda pues yo sóla era incapaz. Lo probé todo; parches, chicles, magnetoterapia, un naturista que me dió un líquido con el que el tabaco sabía a rayos, acupuntura, hasta que por fin encontré la solución. Llevaba 12 días sin fumar con parches de nicotina y a su vez también chicles. Lo llevaba fatal, me subía por las paredes y estaba de un genio impresionante. Entonces, una amiga me habló del libro “Es fácil dejar de fumar si sabes cómo “. Me dijo que a una amiga suya le había ido muy bien, así que yo por probar lo compré. Me encantó porque me identifiqué terriblemente con todo, pero como en ese momento lo estaba pasando muy mal y el libro decía que los parches no sirven para nada, tiré la toalla y volví a fumar, pero llamé al tf que figuraba en el libro, correspondiente a España y concerté una charla. Iba NADA convencida de que en 6h. dejaría mi adicción y además estaría feliz, pero como he dicho antes, yo por probar todo….Y qué decisión más afortunada para mi vida. Asistí a la charla y luego también fui a la de refuerzo, pues creo que ambas ayudan muchísimo. Sinceramente ” afirmo ” que es la forma más acertada de dejar de fumar, y la UNICA que consigue que esto se haga de forma feliz y sin volver a añorar el tabaco en tu vida. ….La gente no entiende que puede ocurrir en esa charla, algunos piensan que es hipnosis, que te lavan el cerebro, no sé, algo raro u oculto. He de decir que NADA de eso, es justamente lo contrario, pues no se puede ser más transparente. Te abren los ojos ante lo que sí que es un gran engaño provocado por la propia adicción. El tabaco es una droga y como tal actúa; actúa guste o no, igual que la heroina, no es un hábito , es una droga, y ésta es la que poco a poco nos va creando el lavado de cerebro, no al reves. Cada día que pasa agradezco el no fumar, sólo me acuerdo del tabaco cuando me están atufando y apenas puedo respirar, lo mismo que yo he hecho, y ahora soy consciente, durante tántos años a otros. He tenido dos hijos sin que me remordiera la conciencia y me sintiera culpable por cada calada que daba durante el embarazo, ya que para entonces estaba libre de esta adicción. No sueño por las noches con un cancer de pulmón (nadie está libre pero mientras fumaba lo tenía más presente). No pierdo tantísimo tiempo ni dinero. Hoy que está tan mal visto el tabaco, veo a gente fumando en circunstancias, que lo último que me viene a la cabeza es una situación placentera, sino veo claramente que se trata de aliviar el mono.Pero lo que más ha supuesto para mí, es que me siento superorgullosa de haberlo conseguido. A la gente que quiero y que me apena que estén enganchados, siempre les recomiendo esto, y de momento he conseguido que mi hermana mayor y su novio hayan seguido este método exitósamente, tanto es así, que se han ido de viaje a Cuba después de 2 años sin fumar con lo que habían ahorrado. Cuento a todo el mundo lo que hice, ya que mucha gente me decía que si yo conseguía dejar de fumar , podía dejar cualquiera. No fuerzo a nadie, ya que la decisión está en uno mismo, pero cuando me entero de la fecha de una charla, cercana a dónde yo vivo, se la envío por e-mail a toda la gente que me gustaría ver liberada del tabaco. ¡Ojalá poco a poco lo vayan consiguiendo!. Es de las mejores cosas que he hecho en mi vida. Juro que no me han pagado por escribir esto, ni nadie me ha presionado, pero si esto ayuda a estimular a 1 sóla persona, ya habrá servido de mucho. Para terminar, que nadie piense que es caro, yo pagué mi charla y hoy en día pienso que es muy barata si tengo en cuenta los millones de beneficios que me ha proporcionado. Mil gracias a Geoffrey, Rhea y al resto de equipo. Marta.

IÑAKI 17/03/2010

Hola, todos exfumadores/ fumadores. Solo quiero dejar un granito en este desierto de dudas. Llevo camino de cuatro años sin fumar y aparte de conseguir algo que nunca llegue a pensar que podria hacerlo, es el sentirme una persona libre como para poder esta en un bar sin pensar si dejan fuma o no, en un avión, etc. Mi truco fue meter en un bote (que luego se convirtió en una cta, corriente ), tabaco que no fumaba cada día. Como eran dos paquetes de rubio, al día 6€. Hoy llevo 962 días, que son 192.4 cartones; 1.924 paquetes y 38.480 cigarrillos que mis pequeños pulmones no tiene dentro y lo mejor….MENUDOS VIAJES HAGO CADA AÑO!!!!!

MERCEDES 11/12/2009

Dejé de fumar con vosotros hace 5 meses. Llevaba 30 años fumando y sinceramente ¡no me lo puedo creer! Me siento feliz cada vez que pienso en ello porque, realmente, estaba presa del tabaco, no era capaz de hacer nada sin fumar y ahora…. ¡me siento libre! Os estaré eternamente agradecida. Muchas gracias. Mercedes

JESUS 23/11/2009

No quiero dejar pasar más tiempo sin darte mi enhorabuena por tu excelente exposición del curso y agradecerte los efectos que ello ha surtido en mmis amigos Begoña y Angel. Aunque, efectivamente, yo ya conocía el método, su efectividad ha sido tan fuerte (o más) que la primera vez, pues yo estaba ya convencido de antemano, y me fue muy fácil seguir tus razonamientos y consejos. Muchas gracias de nuevo por tu ayuda. Te envío un afectuoso saludo

LORETO 23/11/2009

Sigo sin fumar y orgullosa y feliz de no hacerlo! Hoy ha sido el primer día que no me he acordado NADA del tabaco…me parece increíble y un milagro ya que fueron muchos años.Realmente estoy muy feliz y aunque lleve poco tiempo es como si mi mente hubiera cambiado!!!!Se que tendré muchos días y situaciones difíciles pero por primera vez creo que podré superarlas… Gracias!Rhea,creo que estais haciendo un gran trabajo,se que será muy duro pero es maravilloso poder ayudar a mucha gente,conmigo lo habeis conseguido!

SUSANA 23/11/2009

Hace ya dos años que mi empresa decidió “patrocinar” el curso de dejar de fumar para todos los empleados que quisieran apuntarse… y como no tenía nada que perder me apunté. No tenía claro si me funcionaría, porque era de las que pensaba que para lo poco que fumaba, no me merecía la pena dejarlo… pero en el fondo sí quería hacerlo, aunque no era capaz. Hoy puedo decir que ya ni lo recuerdo. Me siento como si no hubiera fumado jamás, y tengo la certeza de que nunca voy a volver a hacerlo, porque realmente me siento libre. Ha sido tal el éxito que mi marido se ha decidido también a hacer el curso, y él también lo ha dejado. Todo el mundo que nos conoce se va interesando por él, al ver que lo hemos dejado, y estoy muy contenta de poder invitar a todo mi entorno a compartir la experiencia. Sólo quiero decir que mi vida ha cambiado para siempre, y no podría estaros más agradecida por ello.

GABRIEL 30/10/2009

El dia 24 de noviembre hago ya dos años sin fumar, estoy bastante feliz,y ya no me acuerdo para nada del tabaco, al contrario me alegro de haberlo dejado, gracias por esa charla, me abrio los ojos.un saludo.

RAQUEL 22/10/2009

Me prometí a mí misma contar mi experiencia sólo cuando ya ni siquiera recordara el tabaco, dejé de fumar en una de vuestras charlas el día 9 de julio en Madrid, y aunque hace ya mucho, mucho, que ni me acuerdo del tabaco, ni lo echaba de menos… no había vuelto a pensar en ello hasta hoy, que viendo una película he recordado que pronto cumpliré tres años, y lo había olvidado por completo ¿hay algo mejor que ni siquiera llevar la cuenta?Yo dejé de fumar gracias a ir a la terapia porque estaba tan convencida de que era la fumadora más adicta del mundo, pensé que era imposible dejarlo, en el fondo ni siquiera sé si quería dejarlo, a veces creo que acudí a la terapia, porque la pagaba mi madre y para demostrarme a mí misma que era totalmente imposible, para mí dejarlo… y llevo ya tres años.No sólo no es imposible, sino que es muy, muy fácil, sólo hay que vencer el miedo.GRACIAS, GRACIAS.