Valentía

Valentía y creatividad

Me he vuelto más miedoso y menos optimista; quizá a causa de la pandemia del Covid-19, por el calentamiento global, quizá por el aumento de regímenes autocráticos, por el aumento de desigualdad, la falta de privacidad, quizá por la manipulación y el odio creado por redes sociales fuera de control en tantas partes del mundo.

Día tras día, las noticias están llenas de historias diseñadas para darnos miedo, porque el miedo siempre vende (al igual que el sexo). Las noticias mediáticas existen para hacer dinero; un hecho no siempre compatible con las noticias que reflejan la realidad de forma más precisa.

La pandemia ha convertido nuestro mundo en un mundo más pequeño, más aislado. No estamos diseñados para prosperar con el contacto virtual; la falta de contacto físico está pasando factura – la prueba es el incremento de depresiones y enfermedades relacionadas con el estrés.

Mi objetivo no es hacerte sentir mal o pesimista. De todos modos, tenemos que encontrar una manera de afrontar totalmente y conscientemente el mundo tal y como es, si vamos a hacer algo al respecto.

Manteniendo en mente todo lo que he escrito arriba, mi proyecto principal para este año consiste en desarrollar un mayor coraje, valentía, llámalo como quieras. Conozco por experiencia que la valentía es como un músculo; necesitas ejercitarlo para que esté disponible cuando verdaderamente te haga falta. “Úsalo o piérdelo”, como dice el dicho. Cuanto más practiques haciendo cosas valientes, más valiente te volverás.

El coraje es fundamental en la vida; nada que valga la pena en la vida se consigue sin él. El coraje o la valentía es la habilidad de actuar, de avanzar hacia adelante aunque tengamos miedo. Sin valentía pronto nos atascamos; nuestras vidas se vuelven más pequeñas y es mucho más probable que busquemos sentirnos más cómodos de maneras poco sanas y seamos más propensos a volvernos víctimas de alguna adicción.

La valentía puede ser física, emocional o mental. Puede significar aprender y dominar una nueva actividad, como la escalada o la espeleología, donde tenemos que dominar nuestro miedo a lesionarnos o morir. Podría significar afrontar una situación emocionalmente incómoda en una relación, no dejarnos pisotear o simplemente realizar alguna tarea difícil y compleja con consecuencias importantes. Sin valentía nada de lo anterior es posible.

El coraje y la creatividad son transferibles, esto significa: si practicas tu valentía en un área de tu vida, te ayudará a ser valiente en otras áreas de tu vida. En realidad el coraje significa desarrollar una relación útil con la sensación que el miedo crea en nuestro cuerpo. Cuando practicas la creatividad en tu vida es más posible que encuentres soluciones a problemas que sean mejores y más creativas.

¿Cómo empezar? Pon creatividad en tu vida. Dedica tiempo a hacer algo creativo: música, dibujar, escribir, pintar, cocinar, cantar, actuar. Hazlo simplemente para disfrutar de ello. No importa si lo haces bien o no. ¡Ese no es el objetivo! ¿Te gusta? ¿Te da satisfacción?

Con valentía: Haz una lista de tus miedos. Empieza por cosas pequeñas. Haz un plan para afrontar y trabajar esos miedos. Por ejemplo, si te dan miedo las alturas, ¿por qué no empezar con una manera más segura de la escalada como una vía ferrata? Si esto te hace sentir incómodo… ¡Bien! Una gran parte de la valentía es simplemente saber estar cómodo fuera de la zona de confort.

Como siempre, haz esto con una actitud de curiosidad abierta, cariño hacia ti mismo y un toque de humor.

Paz, salud y felicidad para el 2021.

 

Existen 2 comentarios

  1. Muchas gracias Geoffrey, jamás pensé que la valentía se entrenase. Me he dado cuenta que a lo largo de los años he ido adquiriendo miedos que antes no tenía y también que me he enfrentado a situación que jamás pensé podría afrontar. gracias por hacerme reflexionar en ello y darme motivos para trabajarlo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.